{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La llegada de un miembro más a la familia siempre supone una alegría. Convertirse en padres por primera vez es sin duda un momento único e inolvidable, pero en ocasiones la paternidad también nos llena de dudas, especialmente cuando somos padres primerizos. ¿Cómo debemos cuidar a nuestro bebé una vez que hemos dejado el hospital? Os damos algunos consejos para que cuidar a vuestro bebé durante este primer mes os resulte lo más fácil posible y aprendáis a entenderle.

Cómo cuidar a un bebé durante su primer mes

Cambios físicos del bebé

No os preocupéis si notáis que vuestro bebé ha perdido peso durante los primeros días. Los recién nacidos suelen perder una media de 300 gramos tras el parto. Date cuenta que una vez ha salido al exterior, realizará deposiciones y perderá hormonas. Una vez superada la primera semana, el bebé irá ganando peso poco a poco. Lo normal es que pasado un mes suela aumentar 1 kilo y crecer unos 4 centímetros de altura. También notaréis cambios físicos significativos: su cabeza perderá la forma ovalada y aumentará un par de centímetros, el color rosado de su piel disminuirá progresivamente, sus articulaciones dejarán de ser tan rígidas y comenzará a adquirir movilidad.

Cómo bañar a un recién nacido

La higiene es fundamental a la hora de cuidar a un bebé. Durante sus primeros días de vida debemos prestar atención al cordón umbilical. Hasta que no se desprenda, es muy importante mantener esa zona limpia y seca, así garantizaremos que su ombligo cicatrice bien. Para bañarle podemos utilizar agua y un jabón especial para bebés que frotaremos suavemente sobre su cuerpo con una esponja. Lo ideal es llenar la bañera con unos dos o tres centímetros de agua para evitar bañarle mediante inmersión y que se humedezca en exceso el cordón umbilical. Éste se caerá pasadas unas semanas, será entonces cuando ya podamos sumergirle sosteniendo siempre con cuidado su cabeza.

¿Es aconsejable darle el pecho?

Tal y como aconseja la OMS, lo recomendable es que todos los bebés se alimenten exclusivamente de leche materna durante los primeros seis meses de vida. La leche materna se basa en tres fases: el calostro, un líquido claro que mantiene al bebé alimentado durante los primeros días de vida, la leche de transición, que se produce entre dos y cuatro días después del parto. Y por último, la leche madura, que aparece a la tercera semana con un color más blanquecino.

La leche materna aporta al bebé los nutrientes esenciales que necesita y le protege de posibles infecciones, por lo que es la más indicada. Sin embargo, si no puedes dar el pecho o simplemente prefieres no hacerlo, podéis optar por darle biberones con leche de fórmula, también saludable para su alimentación, consultando a su pediatra.

Recuerda que las tomas deben ser siempre a demanda, sin importar el momento del día. La mayor parte de veces que escuches llorar a tu bebé, será porque tiene hambre: los recién nacidos demandan la lactancia cada dos o tres horas.

Procurad que duerma siempre boca arriba

La Asociación Española de Pediatría recomienda acostar a los bebés siempre boca arriba.. Si el bebé cambia la postura mientras duerme y se coloca de lado, no os preocupéis, lo recomendable es que no duerma boca abajo.

Que no os extrañe tampoco la cantidad de horas de sueño que duerme vuestro bebé: normalmente suelen hacerlo unas diecinueve horas diarias. Y es que la hormona del crecimiento actúa durante las horas de sueño. Procurad siempre que se duerma en su cuna y no en vuestros brazos, así evitaréis que adquiera malos hábitos en el futuro.

Revisiones médicas y vacunas

La primera vacuna que reciben los bebés es la de la Hepatitis B, la cual se administra antes de abandonar el hospital por primera vez. Una vez que hemos llevado a nuestro bebé a casa, debemos acudir a revisión médica pasados siete días. La siguiente revisión se produce tras cumplir el primer mes de vida y, cuando cumple el segundo, se produce la tercera, en la que recibirá la segunda dosis de la vacuna de la Hepatitis B.

Recordad que no hay manual que enseñe cómo ser padres. Todo se basa en la experiencia personal. Al final, nadie mejor que vosotros sabrá comprender y cuidar a vuestro hijo. ¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Creéis que os pueden ayudar?

La lactancia materna es lo ideal. La leche de formula no debe utilizarse como sustituto de la leche materna durante los primeros meses de vida del bebé. La leche de continuación sólo debe utilizarse como parte de una dieta diversificada a partir de los 6 meses siguiendo el consejo de su pediatra.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.