{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

¡Imaginación al poder!

Fomentar la creatividad durante la infancia es fundamental para el crecimiento de los niños. Esta Semana Santa será diferente por el hecho de pasarla en casa, pero no por eso vamos a renunciar a tener nuestros conejitos de Pascua, ¿verdad?

¡Nos ponemos manos a la obra! Para realizar tus propios conejitos de Pascua tan solo necesitarás, un bote vacío de yogur, papel, lápices de colores, azúcar y tizas de colores.

Primer paso: Tendremos que dibujar las orejas, los ojos, la boca y los pies para nuestro conejito. Es importante tener en cuenta las medidas del bote de yogur para que tanto las orejas como los ojos y boca no sobresalgan y quepan en el mismo bote de yogur.

Una vez hemos dibujado las partes del cuerpo de nuestro conejito, nos disponemos a colorearlo y seguidamente las recortamos del papel.

Ahora nos ponemos con el relleno del cuerpo de nuestro conejito. Vertemos azúcar sobre la mesa (podemos utilizar papel de periódico debajo para no manchar tanto) y deslizamos por encima del azúcar las tizas de colores hasta que quede tintado del color deseado.

Ahora vertemos el azúcar coloreado dentro del bote de yogur vacío, colocamos las orejitas en el interior del bote, sostenidas por el azúcar y pegamos los ojos y la boca en la parte delantera del bote. Finalmente, pegamos los pies a la parte inferior del bote y…¡ya tenemos nuestro conejito!

¡A disfrutar de esta Pascua en casa!

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder