{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Tenerlo en la boca le da seguridad y calma su ansiedad, pero… ¡Ya tiene más de tres años!  ¿Cuándo es el momento de quitar el chupete? Es hora de tomar medidas, porque seguir dependiendo del chupete pasada esta edad puede producirle, entre otras patologías, malformaciones dentales.

A los tres años, adiós chupete

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) considera que hay que quitarles el chupete cuando cumplen los tres años, pero advierten que al año y medio ya se debe comenzar a limitar su uso y que a los dos ya sólo debe utilizarlo en situaciones concretas, como ir a dormir o cuando esté angustiado por un motivo. A partir de los tres años, su uso continuo puede producir una estrechez del paladar y lo que en el argot médico se conoce como mordida abierta, es decir, que quedará en su boca una separación entre los dientes superiores y los inferiores que hará que no cierren correctamente. Todo ello conlleva problemas en la pronunciación y en la masticación. Por ejemplo, los niños con mordida abierta no pueden desgarrar alimentos como el jamón serrano, ya que sus incisivos no cierran del todo. A pesar de ello, a los tres años y medio estas alteraciones todavía son reversibles. Es decir, que el paladar puede regresar a su posición correcta y los dientes volver a alinearse. El problema llegará si, pasada esa edad, el niño continúa succionando. Entonces, las piezas ya sólo se podrán enderezar con ayuda de la ortodoncia.

Y si se resiste a dejar el chupete…

¿De repente o paulatinamente? ¿Cuál es la mejor técnica para hacer que abandone el vicio? Depende de cada niño y de su nivel de dependencia. Si optas por hacerlo poco a poco, es mejor que comiences a dárselo únicamente en momentos muy concretos (cuando va a dormir, por ejemplo) y que intentes que nunca salga a la calle con él. Pero tampoco hay una regla estricta sobre cómo hacerlo, porque hay que contar con el grado de madurez del niño y con circunstancias especiales (como que esté pasando alguna enfermedad). Lo que sí puedes hacer es procurar no dejar el chupete a la vista: ojos que no ven… Tampoco le obligues nunca, y evita que el proceso de quitarle el chupete coincida con otro tránsito importante en su vida, como abandonar el pañal o dejarle al cuidado, por primera vez, de una persona que no seas tú. 

Sus otros amigos

Desde el punto de vista psicológico, prolongar el uso del chupete tampoco es sano. Pasados los dos años y medio, lo que hace es mantener un estado de satisfacción oral impropia del niño que ya comienza a hablar y puede expresar sus opiniones a través de la palabra. Los padres tienen que saber que dejar el chupete es un acto de separación que servirá para que el pequeño acepte más adelante otras rupturas o pérdidas de la vida sin dramatismo. Le ayudará a crecer. Para facilitarle este tránsito hacia una nueva etapa, los primeros días el niño puede sustituir a ‘su amigo chupete’ por un peluche o un muñeco, sobre todo a la hora de dormir. 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.