{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El invierno es otra de las etapas de la vida que el bebé debe disfrutar junto a su sus papis tomando algunas precauciones. Lo importante del invierno es evitar que el pequeño se resfríe sin renunciar a disfrutar de esta época del año ni a sus paseos o juegos. Dependiendo de la edad del pequeñín se pueden valorar las actividades para realizar en invierno, pero lo que está bastante claro es que en esta estación del año, hay que ser precavido y llevar prendas de ropa de abrigo para los exteriores que sean fáciles de quitar cuando se entra a un recinto o una casa y evitar cambios bruscos de temperatura.

Aunque el invierno sea frío, no se deben rechazar los paseos diarios. Aunque eso sí, se recomienda hacerlos al mediodía. Si el paseo se realiza en cochecito puedes abrigar a tú bebé con sacos especialmente diseñados para los exteriores o con los protectores de los cochecitos diseñados para evitar el frío, la lluvia o el viento.

Cuidados de invierno en el interior

En el caso de las temperaturas de interior, me refiero a las calefacciones, se debe tener en cuenta el ambiente del hogar no esté demasiado reseco ni la temperatura de la casa demasiado alta: se recomienda que esté entre 20 y 22 grados. Hay quien utiliza humidificadores automáticos para combatir la sequedad del ambiente y aumentar la humedad, pero también se aconseja utilizar algunos recipientes de agua en lugares estratégicos de la casa que ayudan a humedecer el ambiente de manera más natural que los humidificadores, pero eso depende de la experiencia de cada uno.

Recuerda que aunque uses calefacción en casa no debes olvidar ventilar durante unos minutos las estancias para renovar el aire del ambiente. Además a los niños les benefician mucho los rayos solares, por lo que sí se puede, hay que dejar que el sol entre en casa. En invierno lo importante es ser precavidos y si salimos no se nos puede olvidar llevar siempre en el carrito alguna mantita extra para evitar que el bebé pueda pasar frío en cualquier situación.

Cuidar la piel del bebé en invierno

Recuerda que en invierno la piel se suele resecar y el bebé tiene una piel delicada y fina, por lo que debes cuidarla especialmente en estos meses. Por ello debes cuidar la ropa que usa el bebé usando prendas suaves y calentitas, debes mantener hidratada la piel del pequeñín, evitar que el bebé reciba directamente el viento en su carita y proteger su piel del sol con protectores solares, ya que la piel del bebé es muy delicada e incluso en invierno deben llevar una protección. ¿Qué otros consejos añadiríais al cuidado de los bebés en invierno?   

Vía | consumer.es

Más información | Academia Española de Dermatología

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.