{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}
  1. Revisa si tu bebé tiene en regla el calendario de vacunación. En este época del año, más que nunca, será importante que esté protegido.
  2. Procura mantener una higiene adecuada. En la primavera los agentes patógenos, es decir, los agentes que pueden producir algún tipo de enfermedad o daño, se multiplican más rápidamente.
  3. Realiza limpiezas del hogar más profundas, al menos una vez por semana.
  4. El agua potable debe ser purificada, si no es así, es preferible que le des agua embotellada.
  5. Aumenta la hidratación de tu bebé haciendo que beba más cantidad de agua y zumos naturales.
  6. Aplícale una mayor protección solar. Recuerda que la piel del recién nacido es del 40 al 60% más delgada que la del adulto, por lo que también está más expuesta a infecciones, irritaciones y pérdida de agua.
  7. Utiliza la ropa adecuada para esta época. Saber escoger el tejido es primordial. La recomendación es usar telas suaves, preferiblemente algodón, y holgadas para no apretar sus cuerpos.
  8. Pon especial atención a los mosquitos y otros insectos. Producen una molesta sensación a tu bebé. Por eso te recomendamos que coloques mosquiteros en la habitación de tu peque y sobre la cuna si tienes un recién nacido.
  9. Intenta prevenir las alergias en tus rutinas diarias:
  • Disminuye las actividades al aire libre de 7h a 10h y de 17h a 22h, pues son las franjas horarias en qué las cantidades de polen en la atmósfera son más elevadas
  • Evita salir a la calle en días de viento.
  • Mantén las ventanas cerradas por la noche y utiliza el aire acondicionado siempre con filtros
  • Procura usar la aspiradora en vez de la escoba. De esta manera, evitarás que se levante el polvo
  • En la habitación de tu bebé, retira esos objetos que puedan acumular polvo como, por ejemplo, alfombras, peluches o libros.
  • Visita al médico ante cualquier síntoma que pueda ser indicio de que tu bebé tiene algún tipo de alergia. 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder