{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Con la llegada del recién nacido a casa pueden surgir las primeras dudas, pero tranquila que el instinto materno siempre prevalece sobre cualquier duda. Uno de los aspectos más importantes en el cuidado del recién nacido es crear el vínculo con el pequeño y eso se consigue a través de sus primeros cuidados sumado al cariño, los besos, las caricias, los susurros y, por supuesto, su alimentación y su higiene.

Hay varios aspectos que deberás tener en cuenta para cuidar a tu pequeño cuando llegues a casa, el primero es el cuidado del ombligo. La caída del cordón umbilical suele suceder entre el día 5 y el día 15 después de haber nacido el pequeñín. Mientras la pinza no se haya caído, debes tener cuidado que el pañal no ensucie el cordón umbilical y secarlo bien antes de ponerle de nuevo la gasa estéril. El pediatra te explicará como debes hacerlo, pero es tan sencillo, que cuando tengas a tu bebé en brazos, ni dudarás en qué tienes que hacer.

Por otro lado está el tema de su alimentación. En el caso de que hayas decidido proporcionarle lactancia materna, la Asociación Española de Pediatría, así como la AAP, UNICEF o la OMS recomiendan que ésta sea a demanda. En el caso de las noches, los bebés necesitan comer cada ciertas horas, es normal que pidan alimento, pero si acostumbras a tu pequeñín a tener unas rutinas, conseguirás que en poco tiempo el bebé duerma más horas por las  noches.

Otro de los aspectos que suelen crear cierta incertidumbre es el cambio de pañal, pero eso solo podrá suceder antes de tener al bebé porque una vez ha nacido, todas esas dudas desaparecen al instante y el cambio de pañal se convierte para el bebé y para sus papás en un momento muy especial que ayudará a crear ese vínculo que se mantendrá toda la vida.

Como puedes ver, cómo cuidar de tu recién nacido al llegar a casa es algo que saldrá de tu corazón, no obstante, siempre va bien contar con los consejos de otras mamás que han pasado por la misma experiencia, ¿te animas a contarnos qué cuidados le diste a tu recién nacido en sus primeros días de vida?

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder