{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Los bebés tienen una piel muy suave, pero también muy sensible y delicada. Por lo que los pañales, limpiarles con toallitas y productos perfumados, las caquitas y el pis o que el peque tenga diarrea, son los factores más comunes para que el pequeño tenga el culito irritado. Si además añadimos a la lista que estamos en verano y/o hace mucho calor y el bebé transpira, se intensifica más su irritación.

El culito de los bebés se irrita muy fácilmente, esto se conoce como dermatitis del pañal, y les produce picor, molestias y enrojecimiento.

Para aliviarles es muy importante cambiarles enseguida los pañales cuando estén sucios o mojados, lavarles el culito y secarlo suavemente.

Lo ideal es dejarles con el culito al aire durante un rato antes de ponerles el pañal limpio para que la piel se seque mejor y se ventile. Después se les podrá poner el nuevo pañal sin dejárselo demasiado ajustado, para evitar un ambiente cálido y húmedo que facilite la irritación de su piel.

Pero muchas veces los bebés cuando son muy peques pueden hacerse caca o pis justo cuando acabas de cambiarlos: no hay que pensar que están secos solamente porque hace 5 minutos que se les ha cambiado el pañal, así que se les tendrá que cambiar de nuevo.


Remedios caseros


Si no eres partidario de las cremitas para la irritación de la piel del bebé, hay algunos consejos y truquitos caseros muy sencillos, con los que recurriendo a productos naturales puedes ayudar a aliviar el culito de los bebés.

Como la infusión de manzanilla, que le aliviará tan sólo dejándola enfriar y aplicándola con un algodón o gasa por el culito del bebé.

Por otra parte, si el culito no está demasiado irritado todavía, podemos extenderle con suavidad unas gotitas de aceite de almendras por la zona enrojecida del culito. Además, el aceite de almendras es del que provienen todos los aceites corporales y es el que mayor hidratación aporta a tu cuerpo.

Finalmente también podemos utilizar el aceite de oliva, aplicándole unas gotitas con un algodón o gasa por la zona irritada.
¡Seguro que el peque se sentirá mucho mejor!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.