{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La cuna es el sitio en el que el peque de la casa pasará más horas durante sus primeros 2 o 3 años de vida. Por ello debe ser lo más cómoda posible y segura según las normativas vigentes.

La elección de la mejor cuna no es una tarea sencilla, ya que una buena elección te asegurará el buen descanso y un adecuado desarrollo de tu pequeño.

Lo más habitual es que en sus primeros meses de vida, hasta los 3-4 meses, el bebé esté en un pequeño cuco o moisés de mimbre para que se sienta más cobijado.

Después pasará a una cuna de madera que le servirá hasta los 2 años y ya se le podrá pasar a una camita.

Actualmente, debido a la crisis se utiliza mucho la cuna convertible, en la que el pequeño puede dormir hasta los 7 u 8 años aproximadamente. Porque este tipo de cuna tiene la medida de una camita de 1 plaza y se le pueden retirar las barandas para utilizarla como cama conforme el peque va creciendo y necesitando más espacio.

Por otra parte también podemos encontrar las llamadas cunas co-sleeper, que se acoplan perfectamente a la cama de los papás, quedando como extensiones de la cama. Además, como durante los primeros meses de vida se recomienda que la cuna esté en la habitación de los padres para que sea más cómodo poder atender al pequeño durante la noche, con la co-sleeper te facilita esta tarea.

Para seleccionar la mejor cuna para el bebé se debe tener en cuenta algunos aspectos:

  • La profundidad tiene que ser como mínimo de 60 cm desde cualquier parte de la cuna
  • La distancia máxima entre los barrotes no debe ser superior a 6,5 cm para que el peque no pueda meter su cabecita entre ellos.
  •  Cuando está bajado el lateral abatible, debe tener una altura mínima de 20 cm para que el bebé no se caiga si se mueve.
  • Hay que asegurarse de que tenga un sistema de cierre de seguridad que el pequeño no pueda activar y un buen sistema de frenado de ruedas, en el caso de las cunas con ruedas.

El paso de la cuna a la cama

Este es quizá uno de los momentos más importantes para el pequeño. Por norma general éste es un cambio que suele tener lugar alrededor de  los dos o dos años y medio, o cuando el pequeño siente que la cuna ya no tiene tanto espacio para estirarse y dormir cómodamente.

Muchos niños, sobretodo los que tienen hermanitos más grandes, suelen dar este gran paso incluso antes de los dos años, porque quieren imitar a su hermano y sentirse mayores.

En el caso de la elección de cama para tu peque hay que tener en cuenta algunos consejos para su seguridad:

  1.  Que la cama no tenga esquinas puntiagudas que puedan hacer daño al niño.
  2. Que en la cama se coloque una barandilla en uno o en sus dos laterales, para evitar que el pequeño pueda caerse.
  3. Que la cabecera sea lo más sencilla posible, evitando los barrotes que ofrezcan peligro al niño. Por ejemplo puede ser acolchada para que no se de ningún golpecito.
  4. Que entre la cama y el colchón no queden espacios donde quepa una mano o un pié del niño.
  5. Que la cama no sea muy alta para evitar riesgos de algún golpe a los pequeños.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.