{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Los primeros días de vida, tu peque expulsará meconio -una sustancia pegajosa de color verde oscuro, difícil de limpiar-. Expulsar esta sustancia demostrará que los intestinos de tu bebé funcionan con normalidad. Cuando tu peque haya expulsado todo el meconio que tiene dentro, variará otra vez sus deposiciones.

Si tu bebé toma pecho, sus caquitas serán color mostaza y de una textura líquida. Su olor será neutro, e incluso olerá bien. Entre 2-3 veces al día tu bebé expulsará estas caquitas, y cuando esté acostumbrado al pecho, lo hará menos, una vez cada 2 o 3 días. Tú también deberás comer bien y tener una dieta saludable y equilibrada, para proporcionarle la leche más nutritiva para él.
En cambio, si tu bebé toma biberón, sus deposiciones serán más grandes y su olor será parecido a las de los adultos. En cuanto al color, será marrón tirando a amarillo o amarillo pálido, y defecarán aproximadamente una vez al día, para evitar restreñimiento.

Si notas que tu bebé tiene constantemente diarrea, restreñimiento o caca con sangre, puede ser síntoma de algo grave; en ese caso acude a tu pediatra. Si lo hace sólo una vez puede que sea algo leve, en cuyo caso también es recomendable que lo consultes.

¿Cómo se prepara?