{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Los peques no nacen con todas sus habilidades motoras desarrolladas, tienen que ir aprendiéndolas, poco a poco, y cada mes iremos viendo cómo van evolucionando.

El juego es una parte muy  importante para el desarrollo del niño, ya que cada día les ayuda a  mejorar sus habilidades para el aprendizaje. Cuando los peques juegan desarrollan su memoria, mejoran su lenguaje y establecen relaciones sociales. Por lo que les aporta los cimientos para lograr un pensamiento más complejo y ordenado.

Estimular su ritmo

Para estimularle en estos primeros meses de vida podemos:

  • Ponerle un juguete móvil en su cuna.
  • Hacer gestos exagerados como sacar la lengua, taparse la cara…. para que intente imitarlos.
  • Agitar delante de él un juguetito sonoro para que lo siga con la mirada.
  • A los 4 meses, ya colgar juguetitos de su sillita para que intente alcanzarlos y tocarlos.
  • A partir de los 5 meses podemos poner al peque en un parque/gimnasio infantil y jugar con él.

Para estimular a los peques de 6 a 8 meses, podemos instalarle una alfombra sensorial y ponerle algunos juguetes a su alcance para que los vaya cogiendo, colgar un tablero de actividades en su cunita, sentarle en un trona para comer, darle juguetes para que los tire desde la trona, enseñarle a aplaudir y decir adiós… Pero sobretodo es muy importante hablarle y cantarle a menudo, tranquilos no hace falta que seamos unos auténticos cantantes para estimularle ;)

¿Cómo se prepara?