{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

En primer lugar encontramos la indigestión o acidez, que producen dolores estomacales con náuseas.

En segundo lugar, la tensión alrededor del útero a medida que el bebé crece, y causa rampas en el estómago. Finalmente, sentirte tensa, crea un dolor parecido al del período.

A pesar que hay dolores distintos que son más o menos dolorosos y frecuentes según la persona, debemos tener en cuenta que si sufrimos mucho de este problema vale la pena acercarse al doctor o comadrona y preguntarles cómo puedes reducir el dolor o bien si detrás se esconde un problema más grave.

Aun así, en principio estos dolores son normales y muchas embarazadas lo viven, no hay de qué preocuparse. Sólo tendrás que acudir a especialistas en salud si notas que no es normal o que según tu cuerpo no estás acostumbrada a notar esta sensación… es mejor prevenir que curar.

¿Cómo se prepara?