{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Los padres suelen recibir multitud de consejos sobre la educación de sus hijos. Esos consejos los encontrarán en el pediatra, en la familia, en los amigos, en los expertos, en blogs de internet, etc. De hecho también hay miles de libros donde se aconseja a los padres en multitud de temas diferentes y siempre estos libros sobre educación suelen ir en una dirección u otra. Es decir, algunos consejos les sirven a los padres porque van enfocados a cómo quieren criar a sus pequeños y otros irán en una dirección distinta. Por ello, todos esos consejos se deben canalizar de alguna manera: el sentido común.

El sentido común y la educación del bebé

El sentido común es precisamente lo que le da sentido a la educación de los niños, porque cada padre y cada madre aplicarán en sus pequeños aquello que consideren mejor dentro del abanico de posibilidades que tienen para escoger. Pero siempre deben aplicar aquellos consejos que realmente creen que le pueden ir bien a su bebé y que el pediatra recomienda o que incluso entran dentro de sus creencias.

Un ejemplo del sentido común es por ejemplo practicar el colecho. Muchos padres duermen con sus hijos, pero otros ni se lo plantearían. Si sois de los que pensáis que dormir con el bebé facilita la lactancia materna así como el vínculo entre el bebé y sus papás, será decisión vuestra  elegir esta opción de crianza, ya que como dice la Asociación Española de Pediatría, el colecho es una cuestión cultural y personal y por lo tanto es de libre elección. Pero por supuesto, aplicando el sentido común respecto a las medidas de seguridad.

Otro ejemplo sobre el sentido común en la educación de los hijos es, por ejemplo, cuando se decide llevar a los bebés a natación. El sentido común nos dirá si lo podemos llevar o no, es decir, si el pequeño está con otitis, con algún problema de salud o tiene menos de doce meses, el sentido común les dirá a sus papás que es mejor no ir a natación. Con todo esto, lo que parece claro es que los padres reciben muchos consejos, pero de ellos depende seguir aquellos que supongan un beneficio personal y cualitativo en la educación de sus pequeños y que ayuden a mejorar el ambiente y a solucionar los problemas. Por lo tanto los padres son libres de aplicar aquellos remedios que más les interesen, pero por supuesto, aplicando siempre el sentido común.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.