{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La elección del tipo de lactancia es una de las primeras decisiones para las mamás. Aunque las asociaciones infantiles como la OMS, la Asociación Española de Pediatría, la Asociación Americana de Pediatría, entre otras, recomiendan la lactancia materna como la mejor opción para alimentar al bebé, la decisión final siempre será de la madre, que es quien debe alimentar a su bebé. A pesar de que la lactancia materna, según los expertos, es el mejor alimento para el bebé en sus primeros meses de vida, también es cierto que no siempre es posible.

Hay factores que pueden influir en la decisión del tipo de lactancia y que se deben considerar por la madre antes de decidir qué tipo de alimentación se le dará al bebé. Algunos de ellos pueden ser sociales, médicos o incluso de estilo de vida. Recordemos que la mujer que trabaja podrá dar el pecho tranquilamente durante cuatro meses, durante la baja de maternidad, pero luego, si tiene que volver al trabajo y dependiendo del horario, puede seguir con ella o puede decidir darle biberón. Cada caso es muy particular y se debe respetar 100% la decisión de la madre.

Cuando digo que la decisión es de la madre, es porque ella es la que puede decidir sobre su propio cuerpo. Papá puede estar ahí para apoyarla, pero la decisión de dar lactancia materna debe ser muy personal y mamá necesitará sentirse apoyada decida lo que decida. Por ello, los papás también juegan un papel muy importante: el apoyo a la madre es esencial en la lactancia, ya sea materna o artificial.

Los beneficios de una lactancia u otra ya se conocen, hay suficientes estudios que demuestran los beneficios de cada una de ellas, pero la elección escogida debe ser respetada, tanto por la familia como por los profesionales que deben apoyar la decisión de cada madre. Cabe recordar que cuando la lactancia materna falla, las leches infantiles son una buena alternativa para alimentar al bebé con todos los nutrientes que necesita. Además, el vínculo entre madre e hijo no solo se crea dando el pecho, hay muchos instantes al día para crear ese vínculo emocional entre madre e hijo: acunándolo, cantándole, abrazándole, con el cambio de pañal, a la hora del baño o del biberón, etc.

¿Recuerdas qué te influyó para decidir el tipo de lactancia que decidiste para tú bebé? ¿Qué le recomendarías, como madre, a un mamá primeriza que duda entre una lactancia u otra?

 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.