{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

A medida que pasa el tiempo con nuestro bebé, vemos que no sólo crece físicamente, sino que a nivel cognitivo realiza muchos progresos, cada vez se vuelve más social y sus ganas de expresarse van en aumento. No se puede obligar al peque a aprender el habla, pero sí podemos motivarlo y estimularlo para que poco a poco conozca palabras y las use al comunicarse, en distintas situaciones y entornos.

Para fomentar el habla del niño debemos mostrarnos interesados por lo que nos pueda decir y enseñarle que le prestamos atención. Cualquier cosa que diga, por poca que sea, nos importa. A medida que veamos que la comunicación del peque va en aumento nosotros también aprenderemos a descifrar lo que está queriendo decir, así que cada vez nos será más fácil conectar con el peque.

El diálogo no deja de ser un juego que va por turnos, en el que uno habla y el otro le contesta; así que ten en cuenta que sus intervenciones estarán marcadas por algún gesto característico como una sonrisa o una mirada: mantente atenta, ¡que no te pille por sorpresa! En cuanto a tu vocabulario, procura que sea el más simple posible para facilitarle el aprendizaje, y construye frases cortas.

El momento y situación en el que el peque hable también determinará la soltura y facilidad con la que dirá algo: después del baño, al cambiarle, mientras come… un ambiente relajado sin ruidos de fondo y en el que estéis a solas será el escenario ideal para que se comunique contigo.

La mejor manera de enseñar a un niño es hacerlo divertido, así que los juegos, canciones y cuentos serán tus aliados para conseguirlo.

A través de los juguetes podrá aprender adjetivos como blando, duro, frío, cálido… en ese momento la repetición de palabras tomará un papel importante, ya que el bebé necesitará que reafirmes sus palabras para aprenderlas bien. Puedes coger la costumbre de repetir cada palabra que él diga, para que vea cómo se pronuncia y para demostrarle que lo has entendido, facilitándole la retención y recuerdo de esa palabra.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.