{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Como ya sabéis, la estimulación es una herramienta que resulta muy útil para que el bebé desarrolle sus habilidades. Con la llegada de la Navidad tenéis una oportunidad muy interesante de estimular algunos de sus sentidos, como la vista, el oído y, por supuesto, de evaluar su destreza cuando reciba los regalos navideños.

Si os paráis a pensar, la decoración navideña os brinda una oportunidad muy bonita de disfrutar estas fiestas y aprovechar para que vuestro pequeño bebé se lo pase genial, sea feliz y a la vez podáis estimular su desarrollo. El primer ejemplo, y el más claro, es el de colocar las típicas luces de Navidad, ya que éstas permitirán al pequeñín centrar su atención en los diferentes colores, las formas y el ritmo de intermitencia.

Cabe recordar que desde que el bebé nace hasta que cumple los tres añitos es el momento en el que su cerebro se está desarrollando de forma más intensa y para que se desarrolle adecuadamente necesita ejercitarse, por eso con la decoración navideña se os brinda una buena oportunidad para su desarrollo cerebral. Esta estimulación a través de la decoración navideña puede producirse en casa, con las luces del árbol de Navidad, los adornos de colores, bolas de Navidad; en la calle con sus paseos observando las luces y a la vez hablándole y explicándole cada color y forma o en los centros comerciales adornados de multitud de maneras que atraerán la atención del pequeñín.

Además, hay otro aspecto interesante en Navidad para estimular al más pequeño de la casa: el sonido. En Navidad se canta, se ríe y se escuchan infinidad de sonidos típicos de esta época del año como campanillas, cascabeles, villancicos, tambores, panderetas, zambombas, etc. Todo ello acompañado de muchos colores en las decoraciones que le ayudarán a intentar imitar esos sonidos, lo cual estimulará su incipiente capacidad para el habla y os permitirá interaccionar con el pequeño de forma divertida.

Gracias a la vista y el oído, el bebé capta muchos input que le ayudan a explorar y conocer todo su entorno. Por eso gracias a la Navidad el bebé recibirá muchas sensaciones positivas que le ayudarán a mantener la atención en los objetos que le rodean. La combinación de los adornos junto a los sonidos típicos de la Navidad es una oportunidad para que los papás disfruten de sus bebés y a la vez para que les ayuden a ejercitar su cerebro y potenciar sus capacidades.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.