{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Las primeras semanas de embarazo pasan inadvertidas para la mayoría de las mujeres. Sólo cuando llega la fecha prevista de la menstrución y ésta no se presenta, es el momento en el que surge la gran pregunta: “¿Estoy embarazada?”.

Ese es el primer aviso de un posible embarazo, pero si estás embarazada y todavía no lo has podido confirmar con tu ginecólogo, es posible que percibas muchas otras manifestaciones:

Por ejemplo, un síntoma para saber si estás embarazada son las molestias digestivas como:

  • falta de apetito
  • náuseas
  • mareos
  • exceso de salivación
  • vómitos

Estos son algunos de los síntomas más frecuentes, así como alteraciones en las funciones intestinales, siendo el estreñimiento la más habitual. También es habitual que aumente la frecuencia en la necesidad de orinar, e incluso que te cueste controlar las ganas.

Otro síntoma bastante claro es el cambio en el pecho. A los pocos días de producirse el primer retraso menstrual empieza ya a notarse una plenitud inusual en los pechos. Pronto notarás que las mamas se vuelven turgentes y sensibles.

Durante el primer mes de embarazo es normal que disminuyan las fuerzas y te falte la energía acostumbrada, lo que conduce a tener sueño y cansancio, tal y como explica Luis Cabero, director del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirón de Barcelona, en su libro La aventura del embarazo.

El embarazo es un proceso intenso y complejo y hay que estar preparada para los cambios. Es posible que se tengan frecuentes cambios de humor, similares a los del síndrome premenstrual, debido a la revolución de hormonas que sucede en tu cuerpo.

Otro cambio importante es el aumento pecho, que continuará creciendo durante toda la gestación. Eso sí, como máximo hasta dos tallas más de sujetador.

También pueden salirte manchas marrones o amarillentas en la cara, algo que se denomina ‘máscara de la embarazada’, o quizá se desarrolle una línea oscura en el centro de la parte inferior del abdomen. Asimismo, es habitual que se produzca el oscurecimiento de la piel de los pezones, de las axilas, de los genitales externos y de la región anal.

Durante la primera visita al especialista se elabora tu historia clínica, mientras se hace una exploración física completa. Esta primera consulta puede realizarse entre la séptima y la décima semana de embarazo con el objetivo de confirmar el embarazo en sí, descubrir factores negativos que puedan afectar al desarrollo del mismo, proporcionar información sobre los hábitos higiénicos y descartar posibles complicaciones.

Si todo sale como es normal, en ocho meses, cuando tengas a tu bebé en brazos, comenzará tu gran aventura de la maternidad.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.