{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Etapas del parto: Primer fase

En la primera fase, se empiezan a notar las contracciones y puede durar unas cuantas horas. De hecho es la etapa más larga, porque el útero se está contrayendo y el cérvix se abre para permitir la llegada del bebé.

En esta primera fase es muy importante que no te asustes con la súbita alarma de que estás de parto. Lo primero que notarás es que rompes agua, es decir, que la mucosa que estaba sellando tu cérvix mientras gestabas al peque se desprende. Es lo que se conoce como expulsar el tapón, y puede ocurrir también en cualquier otra fase del parto. No creas que eso pasa e inmediatamente estás de parto, hay algunas mujeres que días o semanas antes de parir, eso significa que se ha iniciado el proceso.

Posteriormente a la expulsión del tapón encontramos el momento de romper aguas, y es que el líquido amniótico que envuelve a tu bebé también se desprende; aunque eso tampoco tiene por qué ser en el momento inicial del parto, sino más adelante, en el momento denominado parto activo. La potencia con la que se expulsan también puede variar según la mujer.

En la primera fase percibimos las primeras contracciones, que son la contracción del músculo del útero y puede que las notes por delante y por detrás, serán fuertes y regulares, irán en aumento a medida que pasemos de fase. Al principio, suelen durar unos 40 segundos y se suceden cada 10 minutos aproximadamente. En el momento de dar a luz llegan a producirse cada dos minutos y duran un minuto.

Segunda etapa del parto

La segunda etapa se inicia cuando tu cérvix se ha dilatado 10 cm, y termina con el nacimiento del pequeñín. Es el parto en acción, y puede durar una hora o más si no has tenido ningún otro bebé o, si no es tu primer peque, puede que 5 minutos. Es el momento de dejarte guiar por tus impulsos, ya que tu cuerpo te dirá cuando empujar. Una vez hayas terminado de empujar y el bebé ya haya nacido, seguramente te animarán a tener un primer contacto, ¡por fin conocerás a tu peque!

Tercera etapa del parto

La tercera etapa, aunque ya haya nacido tu bebé, también es importante. Será el momento de expulsar la placenta, y tu comadrona te ayudará para que sepas cómo hacerlo. Volverás a notar contracciones y así la placenta se desprenderá de la pared uterina. Una vez fuera, la comadrona te palpará la barriga para comprobar si tu útero ha empezado a contraerse ahora que la placenta ya no está. También revisará la placenta para comprobar que está toda y no te ha quedado dentro. Una vez haya ocurrido esto, tendrás tu primer contacto con tu peque y podréis estrechar lazos dándole a pecho, ¡os uniréis de inmediato!

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder