{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Tras una semana agotadora, ¿se te ocurre algo mejor que dormir hasta tarde el domingo? Y después, ¡toca un buen desayuno-almuerzo! Esta opción, a medio camino entre el desayuno y el almuerzo, es ideal para relajarte con tus seres queridos mientras disfrutas de una comida sana y apetitosa. Estas son algunas ideas y consejos para preparar un desayuno-almuerzo saludable, sabroso y sencillo:

Primera norma: ¡no te agobies!

Seguro que lo que menos te apetece es estar pendiente del horno o pasarte horas con los preparativos antes de que lleguen tus invitados. Así que, en primer lugar, coloca una tostadora sobre la mesa, un gran cesto de diferentes tipos de pan integral, biscotes y pan tostado, junto con una buena selección de ingredientes, como crema de aguacate, frutas en rodajas, purés de frutas o diferentes semillas.

Los comensales podrán elegir lo que quieran según el apetito que tengan y sus gustos.

Puedes dejar a todos sorprendidos colocando en la mesa unos cuencos de yogur decorados con apetitosos ingredientes. Una base de yogur natural cubierta de frutas de colores, copos de avena y semillas no solo constituye una opción sana y deliciosa, sino que además será el centro de todas las miradas. La fruta del dragón, la granada, el plátano, las frambuesas y el maracuyá son una buena combinación.

 

Otra sugerencia muy fácil es poner una selección de quesos, que siempre queda bien. Para darle un toque distinto, sírvelos con higos frescos partidos en cuartos y un recipiente con miel de calidad para echar por encima.

Una combinación de untables y salsas sanos: la clave para un buen desayuno-almuerzo

Elige cremas para untar y salsas sencillas que puedan elaborarse fácilmente con una batidora. Puedes crear una crema para chuparse los dedos batiendo tomates maduros, ajo, vinagre de jerez, aceite de oliva y una pizca de pimentón. Sírvela como pan tostado de masa fermentada.

También puedes optar por una salsa picante que es perfecta para compartir. Mezcla remolacha, yogur natural, zumo de limón y cualquier especia que tengas en la despensa.

Si apuestas por el verde, prueba con col rizada troceada, aceite de oliva, zumo de limón, ajo y yogur natural, ¡una combinación perfecta!

 

¿Vas a por todas? ¡Prepara platos calientes!

Servir algo caliente es una buena forma de ir haciendo boca para la merienda-cena. Te sugerimos el salmón ahumado servido con una salsa elaborada con pistachos y yogur natural, es una receta rápida, nutritiva y deliciosa.

¿Solo te quedan huevos y yogur natural en la nevera? ¡Dales un toque distinto para que tu desayuno-almuerzo brille!

Si tienes la despensa medio vacía y solo te quedan ingredientes como huevos y yogur natural, elige el vegetal que quieras e invéntate tu propia receta. La frittata de calabacín con una exótica salsa de harissa y yogur natural es perfecta, ¡un plato que no olvidará tu familia en mucho tiempo!

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 100 ml de leche
  • 250 g de calabacín rallado (sécalo con una toalla de cocina para eliminar el exceso de humedad)
  • 85 g de queso parmesano
  • 4 cucharadas de una mezcla de especias
  • sal y pimienta para sazonar

Para la salsa:

  • 1 cucharada de pasta harissa
  • 1 taza de yogur natural

 

Preparación

  • Calienta el horno a 180 °C.
  • Bate los huevos y la leche y añade el calabacín, el parmesano y la mezcla de especias.
  • Condimenta con sal marina y pimienta.
  • Vierte la mezcla en un recipiente engrasado y hornea durante 25-30 minutos.
  • Para la salsa, mezcla la pasta harissa y el yogur natural en un bol.
  • Sazona si es necesario.
  • Sírvela con la frittata.

 

Fácil, delicioso y sano: ¡tres trucos para disfrutar de un desayuno-almuerzo increíble!

Tortitas caseras en dos minutos con la mezcladora

¿Te apetece algo más dulce con los huevos y el yogur natural? Aprende a hacer tortitas o gofres caseros de modo fácil con la mezcladora.

Ingredientes:

  • 200 g de harina
  • 130 g de arándanos
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura
  • 3 cucharaditas de aceite vegetal
  • 1 taza de yogur natural
  • una pizca de sal

Preparación

  • Mezcla la harina, el aceite, los huevos, la levadura y la  sal.
  • Añade el yogur natural y, a continuación, incorpora los arándanos.
  • Coge parte de la mezcla con un cucharón y cocínala en una sartén caliente con mantequilla.
  • Sírvelas calientes ¡y disfruta de todo su sabor!

 

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder