{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Con la llegada del bebé a casa los papás quieren que su pequeño tenga una habitación muy especial, pero a veces por ingenuidad o desconocimiento suelen caer en la tentación de crear espacios muy recargados que al final son poco prácticos. Para evitar este problema se pueden seguir unos simples consejos e ideas que siempre vienen bien para decorar la habitación del bebé.

Una mecedora en la habitación del bebé

En primer lugar, uno de los muebles indispensables que a primera vista podría no resultar tan importante en la habitación del bebé es una mecedora. Es posible que no se le vea una clara utilidad antes de que nazca, pero una vez el bebé está en casa, veréis que la mecedora sirve para muchos momentos: alimentar al bebé, mecerlo, cantarle, mirarlo, dormirlo o simplemente disfrutarlo. La mecedora permitirá a la mamá o al papá adoptar una postura descansada y correcta mientras tienen a su bebé en brazos.

Un práctico cambiador

Otro de los elementos indispensables es el cambiador. El mejor consejo que se puede dar al respecto es que esté a la altura de los  brazos de papá y mamá, ni muy alto ni muy bajo, de manera que se pueda  cambiar al pequeñín cómodamente. Pero ahí va otro consejo, en el caso de que queráis ahorrar un poco, podéis comprar una cómoda no especialmente dirigida a los niños y cambiarle los tiradores por unos de colores divertidos. Encima de la cómoda podéis poner un cambiador acolchado para el bebé y, de esta forma, cuando al bebé ya no se le cambie ahí, podréis aprovechar el mueble para otra estancia o cambiar completamente la decoración de la habitación sin haber invertido en costosos cambiadores que tienen un uso muy limitado, eso sí, hay que recordar que al bebé nunca hay que dejarlo solo ni un solo instante, ya sea en el cambiador, en la cama o en el sofá.

Otra manera de ahorrar y al mismo tiempo dar un toque especial a la habitación del bebé es colocando vinilos decorativos por las paredes. Se pueden hacer verdaderas obras de arte y colocar escenas con colores muy vivos para que vuestro bebé esté muy divertido y entretenido. Por otro lado, a la  hora de decorar la habitación es importante ver muchas ideas y habitaciones diferentes para haceros a la idea de la habitación que queréis para vuestro bebé antes de poneros a decorar. Internet es una buena herramienta para ello.

Por último, debéis tener en cuenta que es importante que la habitación tenga mucha luz, que esté bien ventilada y poco recargada, de manera que os podáis mover bien y podáis redecorarla cuando el bebé crezca. Algo que también se lleva mucho y queda muy original es pintar las paredes de diferentes colores, ya que llamarán la atención de vuestro bebé.   

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder