{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Desde el momento en el que nacen, los niños comienzan su particular camino de aprendizaje. Sensaciones, emociones y habilidades irán formando parte, poco a poco, de su desarrollo. Para fomentar su aprendizaje no hay nada mejor que estimularles desde primer momento. Los juegos son una opción perfecta, pues no solo les resultarán divertidos, también suponen una oportunidad para descubrir colores, olores, texturas, sonidos… Hemos preparado una clasificación de juegos para bebés por edades para que sepas cómo contribuir a su desarrollo en cada etapa. 

Juegos para bebés de 2 meses

Manejar objetos con sus manos

Con el bebé tumbado enséñale algún objeto que suene para que atienda a él tanto visual como auditivamente. De esta forma estaremos fomentando varios sentidos a la vez. Después prueba a enseñarle uno que no haga ruido. A partir de los dos meses el bebé comienza a abrir y cerrar las manos con más frecuencia. Puedes colocarle en ellas un sonajero, unas anillas o incluso pulseras. Pásale los objetos de una mano a otra para que agite las dos.

Fomenta su risa

Los bebés se suelen reír con facilidad, y lo cierto es que no hay nada mejor que la risa para fomentar el vínculo con él. Cógele en brazos, con firmeza, acércalo y aléjalo suavemente de tu cara mientras te ríes con él y le hablas. Este ejercicio puede contribuir a su desarrollo emocional.

Baila con él en brazos

Bailar, hablar o cantar son actividades que pueden servirle para desarrollar sus sentidos. El baile, en concreto, fomentará su sentido del equilibro. Cógele en brazos, de manera que su cabeza quede por encima de tu hombro, y baila con él mientras te balanceas suavemente. El bebé irá cambiando de perspectiva visual.

Muéstrale objetos para que los analice

Este ejercicio puede ayudarles a fomentar su capacidad de concentración. Muéstrale un juguete en concreto, una pieza o un dibujo y sostenlo frente a él, a unos 30 centímetros de su cara, durante algunos segundos para que lo mire fijamente y concentre en él su atención.

Juegos para bebés de 5 meses

Tirar de un hilo

Es un juego muy sencillo que estimulará su curiosidad y coordinación. Coge una madeja de lana y ofrécesela a tu bebé para que la agarre. Deja que coja los hilos entre sus dedos y tire de ellos. No solo descubrirá una nueva textura, también le ayudará a coordinar las manos y los dedos.

Deja que experimente con texturas

Las manos del bebé son su principal herramienta para conocer el mundo. Para estimular su percepción sensorial proporciónale diferentes texturas. Si tienes retales viejos en casa, recorta un cachito de tela de pana, de terciopelo, de charol… Ofréceselos de uno en uno y deja que los toque y experimente con ellos.

Una hamaca con una manta

Coged una manta y agarradla cada uno por sus extremos, de manera que creéis una hamaca. Colocad a vuestro bebé sobre ella y realizad suaves balanceos. Este movimiento le aportará tranquilidad y le ayudará en su aprendizaje motriz.

Un guante con cascabeles

Como hemos dicho, las manos son una de las partes del cuerpo que más mueve el bebé. A los cinco meses comienza a practicar la oposición del pulgar y utiliza la palma, el pulgar y los dedos. Ya puede cambiarse los objetos de mano él solito. Coser unos cascabeles a los dedos de unos guantes de tela y ponértelos después puede ser un gran ejercicio para su desarrollo visual, auditivo y motriz. Ofrécele tu mano con los guantes puestos y deja que agarre los dedos, los cascabeles… Aleja y acerca la mano para que intente alcanzarla.

Juegos para bebés de 6 meses

Bloques y piezas

Comprobarás que uno de los juegos preferidos de tu bebé será tirar los juguetes por el suelo, especialmente los cubos de colores. Construye una pequeña figura con ellos y deja que tu hijo los derribe con las manos. ¡El ruido que hacen al caer y la manera en que se desparraman las piezas les encantan!

Persiguiendo la pelota

Puede ser un juego ideal para fomentar el gateo. Pon frente a él una pelota más o menos grande y colorida. Deja que la empuje con sus manos y la persiga por el suelo mientras gatea.

Aprendiendo a usar una cuchara

A partir de los seis meses podemos comenzar a introducir alimentos complementarios a la lactancia materna. Es un buen momento para enseñar a nuestro bebé texturas nuevas y naturales, como la de los alimentos, y ofrecerle nuevos utensilios. Una cuchara pude ser el instrumento perfecto para que el peque se divierta: la observará, comprobará su peso, su tamaño, intentará llevársela a la boca… Si le das un lácteo fresco, ¡la experiencia se convertirá en toda una aventura para él! Aunque eso sí, procura darle uno adecuado a su edad, como Mi Primer Danone, elaborado con leche de continuidad.

¡Palmas, palmitas!

Esta sencilla canción, acompañada de las palmas correspondientes, puede ser un juego muy estimulante para tu bebé. Date cuenta de que ellos aprenden a través de la imitación, por lo que tu peque intentaré imitarte y seguir tu ritmo.

Juegos para bebés de 11 meses

Jugar a ordenar

A los 11 meses el bebé ha desarrollado gran parte de su motricidad, pero sigue siendo importante motivarla. Un ejercicio sencillo y muy práctico es ofrecerle una bolsa o saquito para que vaya metiendo en el los juguetes. Intenta que con una mano sujete la bolsa y con la otra meta las piezas en ella. Sentado o de pie, este pequeño juego le ayudará a trabajar la coordinación.

¡Hora de leer!

Por supuesto, el peque no puede leer un libro por sí mismo todavía, pero tú si puedes hacerlo con él. Escoge un libro que tenga imágenes llamativas y sea acorde a su edad. Los libros interactivos también son una buena idea. Siéntate con él en tu regazo mientras le lees el libro y le enseñas sus páginas. Esta actividad le servirá para concentrarse y escuchar.

Sus primeros pasos

Si no lo ha hecho ya, probablemente tu bebé esté como loco por comenzar a dar sus primeros pasos. Un andador le facilitará la tarea, pero también puedes ayudarle sosteniéndole por los brazos. Ayúdale a andar por casa, recorriendo un pasillo, por ejemplo, y motívale con frases cariñosas, ¡le será muy útil!

Descubrir texturas naturales

La hierba es uno de los elementos naturales que más suelen llamar la atención de los bebés. Cuando les colocamos sobre el césped y lo tocan con sus manos, suelen reaccionar con sorpresa ante las cosquillas que les hacen los brotes de hierba. Para que se acostumbre a la sensación, deja que gatee sobre el jardín o el césped de la piscina o del parque.

Juegos para bebés de 18 meses

¡Música, maestro!

A esta edad el bebé ha desarrollado sus habilidades físicas, cognitivas, emocionales y sociales en gran medida. Va adquiriendo destreza y coordinación, por lo que los instrumentos musicales pueden motivarle mucho, especialmente los de percusión, que son los más sencillos para él. Deja que toque un xilófono adecuado a su edad o coloca cubos o botes delante de él para que juegue a hacer ruido con ellos.

Saltar en la cama

Tu bebé ya será capaz de sentarse y mantenerse erguido, así como de caminar. Un ejercicio para aumentar su confianza y coordinación es saltar sobre la cama. Procura mantenerte cerca de él y ayúdale a impulsarse con sus brazos para que dé pequeños saltos sobre el colchón. ¡Las carcajadas están aseguradas!

Subir escalones

Un ejercicio que fomentará la actividad física y la coordinación de sus piernas, pero que también puede ser útil para comenzar a contar. Sube con él varios escalones y cuéntalos uno a uno: “1, 2, 3 ¡y 4!”. Celebra con él la llegada al último para motivarle e intenta que repita contigo el sonido de los números mientras subís la escalera.

¡A cocinar!

La cocina es una tarea muy estimulante para los peques, pues les ayuda a descubrir nuevos olores, texturas y sabores. Prepara con él un bizcocho o unas galletas, por ejemplo, una receta que sea sencilla. Deja que toque con sus manos la harina, que mezcle los ingredientes, que amase la mezcla… Será una actividad muy gratificante y además, podréis merendar juntos después. Un trocito de bizcocho y Mi Primer Danone constituyen una merienda ideal y completa, pues este lácteo infantil está elaborado con un 93,7% de leche nutricionalmente pensada para él. En cada cucharada, le aporta los nutrientes necesarios desde los 6 a los 24 meses.

* Mi primer Danone contiene calcio (necesario para el normal crecimiento y desarrollo de los huesos de los niños), hierro (contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños y ácido-linolenico y linoleico (son ácidos grasos esenciales para el normal crecimiento y desarrollo de los niños).

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.