{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El mayor deseo de todas las madres es que sus hijos crezcan sanos y fuertes, una meta que solo se puede alcanzar si se mantiene una alimentación equilibrada en la que no puede faltar el grupo de los lácteos formado por la leche y otros derivados como los yogures.

2 raciones de lácteos al día

Al igual que la fruta, la verdura, o los cereales, los lácteos son tan importantes que están en la base de la pirámide nutricional, es decir, pueden tomarlos diariamente. Sin embargo, muchos niños solo los prueban en el desayuno, olvidándose el resto de la jornada de ingerir un alimento esencial para su desarrollo.

Son muchos los alimentos que contienen calcio (pescado, legumbres, verduras, frutos secos), pero los lácteos son fáciles de asimilar y gustan a los niños. Por ejemplo, el yogur es perfecto como tentempié para el colegio, también en el desayuno o merienda. Se puede mezclar con cereales y fruta, lo que constituye un alimento óptimo. Además, es más fácil de digerir que la leche, ya que contiene menos lactosa (el azúcar de ésta). Y podemos también elaborar bizcochos caseros u otro tipo de postre, rico en hidratos y proteínas, que les cargarán de energía.

Además, los yogures son fáciles de llevar a cualquier parte y de comer y los niños puedan tener así siempre a mano, durante el recreo o a media tarde, una ración de lácteos. Si no se manejan solos bien con la cuchara, el Actimel, es un excelente sustituto. Beber y listo.

Huesos resistentes

El calcio del yogur es de fácil asimilación (se aprovecha más que en otros alimentos que también lo contienen), por eso es ideal para nuestros hijos. 

Lo recomendable es que desde el primer año hasta los 3 incluyamos raciones de lácteos al día (por ejemplo: un vaso de leche para desayunar, 1 Danonino de postre); a partir de los 4 años lo ideal es aumentar a tres raciones (un vaso de leche para desayunar, un postre lácteo infantil a media mañana y 40-60 g de queso  con jamón de York en un bocadillo, por ejemplo).

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.