{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Las vitaminas son compuestos que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades y resultan imprescindibles para tener un buen estado de salud. Como el organismo no es capaz de generarlas, debemos conseguirlas a través de la alimentación.

Las vitaminas tienen funciones reguladoras ya que participan en la mayoría de las reacciones químicas de las distintas funciones del cuerpo. El déficit de una determinada vitamina, altera las funciones en las que ésta actúa como agente regulador.

Existen 13 vitaminas conocidas, divididas en liposolubles (A, D, E y K) e hidrosolubles (C y 8 del grupo B):
Las vitaminas liposolubles se disuelven en grasas y el cuerpo es capaz de almacenarlas. En cambio, las vitaminas hidrosolubles (C y Grupo B)  se disuelven en agua y pueden perderse por el calor, ya sea por las cocciones, como por un trasvase al líquido de cocción (como en los hervidos). Además el cuerpo no puede almacenarlas, por lo que es imprescindible consumir a diario alimentos que las aporten.


¿En qué cantidades se necesitan?

De cada vitamina se requieren distintas dosis y todos los alimentos básicos son fuente de algunas vitaminas. Así, lo deseable, es que cuando la dieta del bebé esté completamente diversificada, se le ofrezca una alimentación equilibrada, pero especialmente, variada. Esto evitará el riesgo de déficits o carencias de estas sustancias tan vitales para el cuerpo.

Mi Primer® Danone, por ejemplo, contiene tanto vitaminas liposolubles (A, D, E y K) como vitaminas hidrosolubles (C, B1, B5, B9).


(1) Departamento de Nutrición (2007). Ingestas recomendadas de energía y nutrientes para la población española. Ortega RM, Requejo AM, Navia B, López Sobaler AM eds. Departamento de Nutrición, Universidad Complutense, Madrid

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.