{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La leche es un alimento imprescindible para el desarrollo y crecimiento de tu bebé. En este post os explicamos el proceso de introducción y adaptación del niño hasta llegar a tomar leche de vaca.

Los primeros meses de vida lo más recomendable es darle el pecho a tu bebé. La leche materna* le aporta todos los nutrientes necesarios en las cantidades justas. Además, crea un vínculo muy especial entre la mamá y el recién nacido. Pero si no puedes darle el pecho no debes sentirte mal, hoy en día las leches de fórmula están preparadas para cubrir todas las necesidades de tu pequeño.

La leche de fórmula de tipo 1 es la leche de inicio, que está recomendada desde el nacimiento hasta los 4 meses. Se elabora a partir de la leche de vaca, sobre la cual se realizan modificaciones para conseguir que aporte la nutrición necesaria. Cuando tu bebé pasa de la leche materna a la de fórmula es importante tener en cuenta que debe hacerse progresivamente alternando las dos hasta que el pequeño se acostumbre.

Una vez el bebé tiene ya 4 meses podemos darle leche de continuación de tipo 2. Este período es mucho más largo, ya que se suele dar este tipo de leche hasta los 24 meses. A partir de los 6 meses hay que introducir en la dieta de tu bebé nuevos sabores y texturas de forma progresiva. Un producto lácteo fresco para bebés como mi Primer Danone es una buena elección ya que es un producto que está elaborado específicamente para cubrir las necesidades nutricionales de tu pequeño.

Introducir leche de vaca

Es fundamental no introducir la leche de vaca ni sus derivados antes de los 12 meses y es preferible mantener la leche de continuación tipo 2 hasta los 24 meses.

¿Por qué? Principalmente porque la leche de vaca y sus derivados contienen muchas proteínas y sales minerales que hacen que no sea adecuada para el aparato digestivo y renal de los niños ya que el desarrollo de estos órganos termina aproximadamente a los tres años de edad. Por eso vamos introduciendo este alimento tan esencial para su crecimiento poco a poco con leches que han sido tratadas para regular la cantidad de proteínas y sales minerales que contienen.

Por otra parte, la leche de vaca contiene una escasa cantidad de hierro y ácidos grasos poliinsaturados  (llamados PUFAs por sus siglas en inglés) que son altamente recomendables en la alimentación complementaria de los lactantes, por sus beneficios sobre el normal desarrollo y crecimiento del bebé.

El yogur y los peques

Aunque es más digestivo que la leche, el yoghourt convencional, elaborado con leche de vaca contiene igualmente demasiadas proteínas y grasas. Sin embargo existen productos, como mi Primer Danone, elaborados con leche específicamente formulada para niños de corta edad (de 6 a 24 meses) que ayudan a cubrir los requerimientos lácteos diarios del pequeño. Mi Primer Danone tiene una textura muy agradable al paladar y es más ligero de digerir por parte del bebé, ya que está elaborado con leche de continuación de tipo 2, específicamente creado para esta etapa del pequeño, con las proteínas, grasa, hierro, vitaminas y ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs ) necesarios a su edad.

* La leche materna es el mejor alimento para tu hijo en los primeros meses de vida.
Danone recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.