{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La alimentación de los bebés en sus primeros meses de vida es fundamental para garantizar un desarrollo óptimo de su organismo. Para asegurar un aporte de nutrientes completo los expertos y la OMS recomiendan la leche materna exclusiva hasta al menos los 6 meses de vida.

La introducción de alimentos en su dieta

A partir del medio año de lactancia a pecho, el peque necesita más hierro y zinc en su alimentación y es por ello que en esa nueva etapa se inicia la introducción progresiva de los sólidos en su dieta. La introducción de la leche de continuación también se inicia en ese momento para complementar sus purés, papillas, potitos, zumos y cereales. La leche de continuación es recomendada por la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica) y está especialmente formulada para cubrir las necesidades nutricionales y fisiológicas del bebé desde los 6 meses de vida hasta cumplir los 24 meses.
Entre los 6 y 24 meses, los sistemas digestivo y renal del bebé todavía están inmaduros, por lo que es preciso darle alimentos específicos y de forma paulatina para que su organismo esté preparado para recibirlos y digerirlos correctamente. Para ello, debemos ayudarnos de un calendario de introducción de alimentos por meses (LINK CALENDARIO DANONE PDF) para saber cuándo y cómo servírselos.


¿Por qué leche de continuación?


La leche de continuación aporta a los bebés los nutrientes que no cubren sus papillas diarias y que son fundamentales para un correcto crecimiento. Su composición está hecha a base de leche de vaca pero sus componentes se asemejan en todo lo posible a la de la leche materna.

En esa etapa es importante que el peque experimente al máximo con las texturas de la comida y es por ello que debemos jugar a mezclar alimentos en sus purés y también a introducir los lácteos con cucharaen sus menús diarios.


Propiedades de la leche de continuación


Para conocer los beneficios de la leche de continuación debemos informarnos sobre sus componentes primero.
La leche de continuación contiene menos proteínas que la de vaca. Esto se debe a que la leche de vaca las aporta en exceso y puede afectar a su sistema renal y digestivo. En cambio, la leche de continuación contiene más vitaminas y minerales que la de vaca. Las grasas de la leche de continuación son de origen vegetal, provenientes de aceites de soja y girasol que proporcionan ácidos grasos esenciales o como se refiere la ESPGHAN los PUFA, recomendados  para un desarrollo óptimo en el lactante, no presentes en la leche de vaca.


Cómo servirle leche de continuación y productos derivados


Para darle al pequeño su dosis diaria de leche de continuación sin resultar repetitivos, podemos mezclar la leche o sus derivados con frutas y cereales para hacer papillas variadas, siempre teniendo en cuenta que debemos ir espesándolas paulatinamente para que el peque se acostumbre a una textura más sólida.

Las primeras veces podemos añadir más cantidad de leche de continuación o de Mi Primer Danone  para obtener una textura más líquida y para que el sabor le resulte más familiar, y luego añadir frutas más densas, como el plátano, para dar un toque más cremoso a las papillas.


La leche materna es el mejor alimento para tu hijo en los primeros meses de vida. Danone recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.