{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La transición del pecho al biberón puede atribuirse a varios factores: o bien la madre tiene que volver al trabajo tras su baja por maternidad ya no puede estar presente para dar a pecho a su peque, o bien por motivos físicos como molestias o falta de leche debe optar a darle a su bebé la leche de fórmula. En todo caso, hay que tener en cuenta que todas las opciones son respetables, a pesar de que la OMS recomienda la lactancia exclusivamente materna hasta los seis meses de vida.

Sí es cierto que los nutrientes que aporta la leche materna son inigualables, y su composición es perfecta para el crecimiento del bebé, pero también debemos respetar a aquellas madres que no han tenido la opción de dar a pecho.

Para que darle el biberón al peque no sea un drama para ninguno de los dos, procura ir introduciéndoselo en las tomas paulatinamente, así se irá acostumbrando a su ritmo.

Entiende que al principio le costará, ya que tanto la textura como la técnica de succión a usar serán distintas para él. Alterna las tomas de leche materna (que deberás ir acortando para facilitar el cambio) con el biberón.

La primera vez que pretendas darle el biberón, es muy importante que no seas tú quién lo haga, ya que el peque no entenderá por qué no está tomando la leche por donde lo hacía habitualmente. No te quedes cerca para que no note tu olor ni exija tu presencia. El momento también será importante, procura que tenga hambre pero que no esté desesperado por comer ya que el biberón lo irritará más.

Con el cambio de composición, tu peque podrá tomar menos leche o despertarse más veces por la noche para comer, pero no te alarmes ya que cuando se haya acostumbrado a la rutina sus tomas volverán a ser las habituales.

Por último, consulta con tu pediatra la fórmula que más se adapte a las necesidades de tu peque,  ya que cada bebé es un mundo y él sabrá la mejor composición y marca para el pequeño.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.