{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Principalmente, los niños lloran para comunicar emociones y estados de ánimo, al igual que los adultos. Según los expertos, el niño no irá dando pistas, solo tenemos que estar atentos.

Su primer llanto

Empieza el primer día de su vida, nada más nacer. Es su forma de recibirnos, de decirnos que ya está aquí y está bien. Después, como irás comprobando, será su forma de comunicarnos que algo le pasa.

Si tiene hambre

¿Cómo saber cuándo un bebé que solo tiene días quiere comer?  Te darás cuenta tú sola, seguramente porque el bebé estallará en un llanto enérgico que solamente se calma al darle el pecho. De nada servirá entonces acunarle o darle calorcito…

Si siente dolor

El llanto arranca rápidamente y con máxima intensidad. El bebé permanece con los ojos casi cerrados o cerrados del todo, frunciendo el entrecejo. Abrirá la boca más o menos según la intensidad del dolor.

Si está enfadado

Empieza con un sonido leve que crece en intensidad. El niño apenas abre la boca, mantiene los ojos abiertos o semiabiertos. Mira a la persona o cosa que le molesta.

Si tiene miedo

Está inquieto hasta que aparece el llanto, y cuando lo hace surge con intensidad. Mantiene los ojos semiabiertos o abiertos y dirige la mirada hacia el cuidador, buscando ayuda. El llanto puede detenerse y volver a reaparecer a los pocos segundos. Tras calmarle pueden surgir sollozos o respiración entrecortada.

Por último, el llanto debe ser interpretado como una especia de alarma que tendría que ser consultada con un pediatra cuando esté asociado a otros síntomas: temperatura superior a 38 grados, vómitos, dificultades en la respiración, piel pálida…

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.