{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Cuando se habla de masajes para bebés no solo debemos pensar en el beneficio que aporta al pequeñín de la casa, sino que el rato que se le dedica a este intercambio de sensaciones es un momento muy confortable tanto para los papás como para ellos. Porque el masaje no solo es un beneficio fisiológico, sino que las caricias, las sensaciones y las emociones fortalecen el vínculo que se crea entre mamá y bebé o entre el papá y el bebé.

El masaje para bebés estimula el sistema emocional hasta el punto que se crea un ambiente de seguridad, de confianza y de relax del que se beneficiará tanto el pequeñín como su mamá o papá. Esto es porque para el bebé, el masaje supone un rato de contacto, de caricias y de bienestar que se traducirá en sonrisas y miradas que reconfortarán a sus papás.  

Así pues, el masaje le proporcionará al pequeño de la casa beneficios emocionales importantes, pero también físicos. Según la Asociación Española de Masaje Infantil, un masaje sirve para fortalecer el sistema inmunológico del bebé, así como relajar el sistema muscular, ayudarle a aliviar los gases, reducir el estrés, favorecer la circulación, ayuda a establecer vínculos afectivos, liberar tensiones y ayuda a relajar al pequeñín de la casa, entre otros muchos beneficios que aporta un masaje.

Pero si nos paramos a pensar en qué aporta a los papás, podemos decir que el tiempo dedicado al masaje se convierte en ‘ese momento’ exclusivo para el pequeñín, fortaleciendo lazos afectivos, relajando, intercambiando sensaciones e interaccionando con el bebé. De esta forma la respuesta positiva del pequeño eleva la autoestima, la autoconfianza y estrecha unos lazos muy importantes para la relación entre padres e hijos en el futuro.  

Digamos que el rato del masaje es un momento único que puede valer para dejar de lado las preocupaciones y que servirá para disfrutar del bebé aliviando tensiones y permitiendo que los padres adquieran más confianza en el cuidado de los pequeñines. Así pues, el masaje ayuda al pequeñín siendo una fuente de estímulos positivos tanto físicos como psicológicos. ¿Qué sientes cuando le haces el masaje a tu bebé?

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.