{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Las pautas que establece el pediatra sobre la alimentación infantil son imprescindibles para que el bebé esté bien nutrido en los meses en los que experimenta un crecimiento más acelerado, tanto a nivel físico como psicomotor.


La introducción de alimentos sólidos

Como padres, hay que esforzarse en seguir el calendario de introducción de alimentos y además favorecer que el peque aprenda unos modales en la mesa y tenga unos horarios fijos para todas sus comidas.  Un yogur infantil puede darte mucho juego al preparar sus platos diarios aportándole la cantidad justa que necesita de calcio.
Esos horarios deben ir acompasados con sus rutinas de sueño y también con tus hábitos y los de la familia, ya que es importante que comáis todos juntos para hacer de sus comidas un acto social y que además os imite al comer y tenga curiosidad para probar vuestros alimentos.


Los horarios de las comidas del bebé

Cuando el peque empieza a tomar sus primeros bocaditos sólidos se reducen las tomas y se pasa a hacer 5 comidas diarias. Un ejemplo de horarios adecuados de comidas para un peque de 6 meses sería:


8.00 am: El desayuno. Un lácteo y cereales serán ideales para empezar el día con energía. leche de continuación unos días de la semana e ir alternando con Mi Primer Danone y cereales el resto de días de la semana.


10.00 am: El tentempié de a media mañana. Consiste en algo pequeño de comida para que el peque no pase hambre hasta llegar a la hora de la comida. Puedes darle una pieza de fruta troceada o alguna galleta, un palito, un poquito de pan, un Mi Primer Danone… Asegúrate que no se llene del todo, ya que si no, no tendrá apetito para la comida.


13.00 pm: La comida. Es uno de los platos fuertes del día, debe estar compuesto por un puré de verduras o arroz, pasta o legumbres, y también proteína proveniente de carne, pescado o huevo. Puedes incluir Mi Primer Danone en el mismo puré principal para que el peque reconozca el sabor y la mezcla te quede más cremosa, o bien dárselo en el postre junto con frutas, troceadas o trituradas.


17.00 pm: La merienda. Tras la siesta, toca merendar. Puedes darle Mi Primer Danone en sus meriendas junto a cereales o a varias frutas. Lo importante es variar sabores y texturas, así que procura que el formato sea cada día distinto. Para innovar dale un Mi Primer Danone y galletas para que los junte él mismo y chupe las galletas, o tritura algunos palitos y añádele el yogur infantil… ¡imaginación es poder!

20.30 pm: La cena. Para la cena puedes darle a tu bebé otras verduras distintas de las que ha tomado o bien fécula, con carne o pescado ligeros a la plancha. Procura que sea un plato menos fuerte que el de la comida, para facilitarle la digestión. De postre puedes darle un Mi Primer Danone con fruta o solo, para no llenarle demasiado. Procura que se vaya a dormir al menos una hora después de haber cenado, al estar muy lleno le costaría conciliar el sueño.

Como puedes ver, gracias a Mi Primer Danone los menús de tu peque pueden ser mucho más variados. Además podremos dar juego a nuestros platos a diario ya que los bebés pueden tomar hasta 2 unidades de Mi Primer Danone al día, ¿no es genial? Empieza a preparar papillas, purés y deliciosos postres, ¡seguro que tu peque los disfrutará con una sonrisa en cada cucharada!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.