{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Una de las cosas que más preocupa a todos los padres es, sin duda, la alimentación de sus pequeños.

Generalmente, alrededor del año ya inician su independencia en el acto de comer solos, ya saben llevarse la cuchara a la boca con mayor o menor destreza y utilizan los dedos en forma de pinza para poder coger los alimentos.

Entre el año y medio y dos años ya han mejorado su habilidad para utilizar la cuchara, saben llenar y vaciar en su boca sin dificultad y sin derramar casi nada. Es el momento de empezar con el tenedor, sin prisas, y a menudo siguen utilizando sus manos para poder pinchar el alimento en el tenedor.

A partir de los dos años (hasta tres), la técnica va perfeccionándose y poco a poco dejan de ensuciarse y tirar por la mesa la comida.

¿Qué consejos pueden ser útiles en esta nueva etapa de tu hijo?

  • Es esencial que tengas paciencia en los primeros pasos de tu pequeño para comer solo. Puede estar mucho rato entretenido en intentar coger todo el puré con la cuchara o pinchar todos los trocitos de croqueta con el tenedor. Está aprendiendo y se le tiene que dar su tiempo para evitar la frustración.
  • Déjalo que lo intente solo las veces que haga falta. Él quiere hacerlo solo porque quiere imitar a los mayores, aunque para ti sea más fácil, rápido y limpio dárselo tu, permite que se sienta satisfecho.
  • No te preocupes por la limpieza. Seguro que las primeras veces se le caerá la comida o se manchará, así que ponle un babero o una gran servilleta y déjalo hacer.
  • Es muy probable que en esta etapa de aprendizaje tu hijo escupa la comida ya que está introduciendo nuevos sabores y texturas en su dieta. Es normal, forma parte del aprendizaje por lo que no es recomendable gritarlo o castigarlo.
  • Utiliza alimentos fáciles de consumir. Danonino® está en un envase pequeño y tiene una textura densa y suave que facilita que coman solitos sin mancharse. Puedes dárselo a partir de que introduzcas la leche de vaca en su alimentación y es un delicioso alimento que puede tomar toda la familia de postre o de tentempié.
  • Ante todo disfruta del momento, que coma solo le ayuda a desarrollarse.

¿Cómo se prepara?