{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La principal función del percentil del bebé es reflejar el crecimiento y la evolución de los bebés según pasan los meses. Se trata, ni más ni menos, de un concepto matemático que podemos calcular basándonos en las famosas tablas de crecimiento, en las que aparecen unos valores de referencia sobre el Patrón Internacional de Crecimiento Infantil elaborado por la OMS. A través de ellos podemos conocer si nuestro bebé tiene el peso y altura adecuado a su edad. Sin embargo, este valor depende de muchos factores que debemos conocer para no obsesionarnos con las cifras. Si tienes dudas, debes pedir consejo a tu pediatra y/o matrona.

¿Cómo se mide el percentil del bebé?

Para calcular el percentil del bebé primero debemos saber cuántos kilos pesa y cuántos centímetros mide. Con estos datos simplemente tenemos que atender a los parámetros que aparecen en las tablas de crecimiento desarrolladas por la OMS. En el eje horizontal encontramos la edad del niño, mientras que el vertical recoge el peso.

De todas formas, por si tienes cualquier duda, tu pediatra es la persona que mejor sabrá interpretar estas tablas. Lo importante es que el bebé vaya creciendo progresivamente. El pediatra nos proporcionará su peso y estatura cada vez que acudamos a alguna revisión, que suele ser una vez al mes durante los primeros años.

¿Qué factores influyen en el percentil del bebé?

Como ya hemos mencionado, no debemos regirnos de manera estricta por los valores que marca la tabla. Aunque nos sirven de guía, hay que tener en cuenta que cada bebé es diferente. Que nuestro bebé no cumpla con los requisitos no siempre tiene que significar que no esté sano. Y es que en esto influyen diferentes factores:

La propia personalidad del bebé

Hay niños con más predisposición por la comida y otros “mal comedores”. Esto ha sido así de toda la vida. Y no significa que por ello nuestro bebé tienda a la obesidad o esté bajo de peso. Si tu bebé toma pecho, no le va a faltar ningún nutriente. Tan normal puede ser estar en el percentil 25 como en el 75, a pesar de la diferencia de números que hay por medio. Se debería valorar si existe algún problema cuando el bebé está por debajo del 3.

Factores genéticos

Antes de comenzar a preocuparnos o no, no viene mal valorar la constitución genética tanto de los padres como de los posibles hermanos del bebé. Altura, peso, patrones previos de crecimiento… Que tu bebé sea bajito para su edad, puede que sea algo “anormal” en la tabla de crecimiento, pero totalmente normal para él si os basáis en la genética familiar.

Lo normal es que sigan un carril de crecimiento

Es habitual que si un bebé nace pequeño se mantenga pequeño durante su crecimiento, siempre dentro de unos valores sostenidos. De igual manera, esto no determina que vaya a ser así para toda su vida, pues durante la infancia y especialmente durante la adolescencia es cuando realmente experimentan el famoso “estirón”.

Evolución del percentil del bebé en el tiempo

Este es uno de los puntos más importantes: que no se produzca un estancamiento durante un tiempo prolongado o una pérdida de peso no justificada. Que aumente su peso y altura rápido o lentamente, ya dependerá de cada bebé, pero lo importante es que aumente. De esta manera confirmaremos que se va produciendo un crecimiento.

Como puedes observar, el percentil del bebé es algo muy relativo. Pero como hemos comentado, durante los seis primeros meses tu bebé no necesita más alimento que la leche materna, por lo que si la toma, no tendrá carencias de nutrientes. A partir del sexto mes ya podrás introducir otro tipo de alimento en su dieta, siendo preferible comenzar por los que tengan una textura más blanda: cremas de verduras, pasta, papillas…Mi Primer Danone es un lácteo frescoinfantil elaborado con leche de continuación para bebés que les aporta calcio, hierro, ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.