{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Ser padres es una de las experiencias más satisfactorias del mundo. Y tanto si eres madre o padre lo que quieres es ayudar a tu hijo para que no le falte de nada. La tarea no es fácil, de hecho, el doctor Josef Ajram asegura que “no hay deporte más extremo que cuidar de tu hijo durante el primer año”.

Las primeras dudas surgen con la alimentación, los sistemas de lactancia materna, las posiciones para amamantar, el número de veces que se le da de mamar, etc. De la mano de los pediatras Ajram y Rosa María Tarés despejamos las más frecuentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna hasta los dos años de edad, pero a veces no es sencillo y pueden existir muchos factores que hagan que el periodo sea más corto. Los factores inmunitarios de la leche ejercen un efecto protector especial en el niño, debido a la riqueza de la leche materna en inmunoglobina A secretora (una defensa muy importante del cuerpo humano).

Preguntas sobre la leche materna

¿Qué cantidad diaria y cada cuánto tiempo?

Por regla general, aunque esto varía mucho, los lactantes toman alrededor de medio litro de leche al día. En cuanto a la frecuencia, se establece un horario cada tres o cuatro horas, pero nunca menos de seis tomas diarias, con un descanso nocturno. Muchas madres optan por darle el pecho a demanda, es decir, cuando el bebé llora y lo pide. Ambos métodos están bien pero los pediatras aconsejan que al menos pasen dos horas entre toma y toma.

¿Qué posición es mejor para amamantar?

Puede ser sentada o tumbada. Si lo haces sentada, es aconsejable apoyar el pie en un escabel o tarima pequeña que permita a la madre mantenerlo un poco elevado. Se debe sostener al niño en un brazo con la cabeza reposada sobre el ángulo del brazo. Por su parte, el brazo del niño debe quedar hacia abajo de forma que no esté molesto. La boca del niño debe estar cerca del pezón.

Si prefieres la posición acostada, pon el niño al lado, de modo que estéis en paralelo y los cuerpos prácticamente tocándose. La cabeza del niño debe estar apoyada sobre el pecho, para que el pezón se introduzca en su boca.

¿Cómo evitar la aparición de grietas?

Es conveniente preparar el pezón durante el embarazo. Para ello, hay que utilizar cremas protectoras (que hay que limpiar antes de la toma siguiente), y es importante secar bien el pezón para que nunca esté húmedo. La mejor crema protectora y limpiadora es un poco de calostro o leche materna con un leve secado después. Además, se recomienda tomar el sol en el pecho, porque fortalece y revitaliza el pezón. Eso sí, con prudencia.

¿Y si tengo dolor de mama?

Es necesario saber que la mama puede presentar dolor entre el cuarto y el octavo día posparto debido a la instauración de la producción de leche. La madre tiene las mamas tensas y le duelen. También aparecen estos síntomas cuando, por el motivo que sea, el bebé no vacía del todo el pecho por falta de apetito. El tratamiento ideal es tomar algún calmante y vaciar el pecho al máximo para que el lactante pueda engancharse de nuevo. Otra alternativa es vaciar el pecho y poner vendas calientes para facilitar la salida de la leche. Es mejor no dejar de dar el pecho, incluso hasta darlo más a menudo para vaciar la leche.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.