{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Los yogures infantiles son una excelente opción para darle el aporte diario de calcio al bebé de más de 6 meses introduciendo la cuchara en su dieta. Los yogures para bebés son lácteos frescos fermentados formulados específicamente según sus necesidades nutricionales de los 6 meses a los 24.

Durante la etapa de la introducción de sólidos  que se inicia a los 6 meses, es importante variar los menús al máximo para que el pequeño se adapte paulatinamente a nuevos alimentos y texturas. Para ello podemos darle papillas o purés a base de leche materna o leche de continuación y con Mi Primer Danone para sus desayunos y sus meriendas, o como postre de las comidas y cenas.

Uno de los momentos ideales para darle Mi Primer Danone es en el desayuno. El desayuno es la comida más importante del día, y sobre todo en el caso de los peques, ya que les depara un día lleno de cosas para aprender y es importante asegurarnos de que empiezan la jornada llenos de energía y vitalidad.

Mi Primer Danone le aportará calcio, vitaminas, minerales, zinc y hierro para aguantar una mañana llena de actividades. El cereal le dará textura a la papilla y le aportará hidratos de carbono, que se transforman en pura energía. Podemos mezclar un Mi Primer Danone con maíz, arroz, soja o tapioca, que son cereales sin gluten y son ideales para tomar sus primeros sólidos. Empezaremos con una papilla suave, con menos cantidad de cereal, y añadiremos un poquito de leche para hacer una textura más clara y parecida a la leche, a la que está tan acostumbrado el peque. Para dar un toque de sabor, podemos añadir un poco de canela a la papilla.

Más adelante, con la introducción del gluten en su dieta, cuando el peque tenga unos 8 meses, ya tendremos más variedad de cereales para darle mezclados con Mi Primer Danone, como el trigo, avena, centeno, cebada y triticale. Incluso podemos mezclar dos de ellos para ir variando.

El peque puede tomar hasta 2 Mi Primer Danone al día, eso te dará la posibilidad de hacer una de las papillas de Mi Primer Danone con alguna o varias frutas, y otra con uno o varios cereales. Intenta evitar que el peque repita papillas, experimenta creando nuevos sabores y texturas, ¡ya verás como el peque lo disfruta!

¿Cómo se prepara?