{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Entre los 4 y 6 meses de vida del peque comenzaremos con la alimentación complementaria y, por lo tanto, empezaremos a introducirle progresivamente nuevos alimentos.

Con el puré empezaremos entre los 5-6 meses, sustituyendo la segunda toma de leche (correspondiente a la comida) por un puré hecho con patata, zanahoria y verduritas como la judía verde, el calabacín, la calabaza, el puerro… Pero en esta etapa tenemos que evitar las verduras de hoja verde como las espinacas o las acelgas, ya que llevan un alto contenido en nitratos.

Pocos días después de haberle dado verduras podemos introducir nuevos alimentos como el pollo (40-50g) cocido y triturado, que harán que el puré sea más sabroso y apetitoso, sin olvidar que completa el aporte necesario de proteína animal.

A los 7 meses podemos incorporar la ternera a su puré y siempre en la misma cantidad que el pollo. Ahora que ya tenemos más variedad de alimentos debemos hacer combinaciones de ingredientes en la dieta de nuestro pequeño. Por ejemplo, un día le podemos dar pollo con verduras, otro día ternera con arroz, otro pollo con verduras y patata…

Es posible que a nuestro peque al principio no le guste el puré, ya que no tiene nada que ver con el sabor de la leche materna o la leche de fórmula, ya que estos son más dulces. Por ello tenemos que armarnos de paciencia e insistir para que se lo coma, eso si, siempre ofreciéndolo para que no se sienta obligado.

Para que nuestro bebé acepte los purés tenemos que triturar bien los alimentos, así tendrán una textura homogénea y fina, y poco a poco iremos buscando una textura más gruesa hasta finalmente llegar a los trocitos.


¿Cómo debemos preparar su puré?

Tenemos que cocer las verduras, pollo, ternera… Con un chorreoncito de aceite en crudo (unos 10ml) y sin añadirle sal. Una vez estén listas debemos retirar el agua y triturar únicamente las verduras cocidas, ya que en el agua quedan sustancias de las verduras que no son recomendables para bebés.

Espero que todos estos consejos os sirvan para que el peque acabe su puré chupándose sus deditos ;)

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.