{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

El primer alimento semi-sólido que se suele introducir en la dieta del pequeño son las papillas de cereales que aportan hidratos de carbono de fácil asimilación, proteínas y vitaminas, hierro y fibra. Además,  complementan a la leche, aportándole así las necesidades nutricionales que tiene en esta etapa.

Uno de los ingredientes que aporta  energía  al bebé es el almidón, pues se digiere más lentamente que la lactosa y se absorbe de forma gradual. Así, el niño tiene una reserva energética que le permite unos intervalos cada vez más largos entre comida y comida.

¿Cuándo se introducen las papillas con cereales?

Las primeras papillas con cereales suelen aparecer en la dieta del bebé alrededor del sexto  mes de vida aunque en algunos casos el Pediatra los puede recomendar antes.  Al principio, los cereales que deben incorporar las papillas son el arroz y el maíz porque no contienen gluten. Para empezar,  se añaden un par de cucharaditas al biberón de leche materna o de leche de continuación y se va aumentando la cantidad, de forma gradual, hasta llegar a las cuatro cucharadas soperas en una toma diurna y, otra nocturna, entorno a los nueve meses. Las papillas pueden prepararse con agua, con leche materna o de continuación o incluso con mi Primer® Danone para que la textura sea más densa. La textura será líquida o espesa en relación a la cantidad de cucharadas que añadamos a la papilla.

Posteriormente, aproximadamente a los  7 meses, añadiremos los cereales que contienen gluten como la avena, el centeno y la espelta. Empezaremos a dar los cereales con gluten en pequeñas cantidades, por ejemplo mezclados con los cereales sin gluten.

De esta forma iremos introduciendo a nuestro pequeño al mundo de la cuchara, del color en la mesa y del plato.

* La leche materna es el mejor alimento para el bebé durante sus primeros meses de vida. Danone recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.



Etapa 6-24 meses

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder