{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La enfermedad celíaca (celiaquía) es una intolerancia permanente al gluten que provoca una inflamación del intestino delgado, dificultando la absorción de los nutrientes.

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales como el trigo, la cebada, el centeno, la avena, la espelta, el triticale (híbrido de trigo y centeno) y el kamut. Es responsable de la elasticidad de la masa de harina y da consistencia elástica y esponjosa a los panes y masas horneadas. La industria alimentaria lo utiliza como ingrediente en panes y derivados para mejorar su textura y conseguir que sean crujientes y esponjosos, pero también como aditivo, razón por la cual puede encontrarse en alimentos que por naturaleza no lo contendrían: fiambres, embutidos,  patés, quesos para untar, salsas preparadas, cremas, sopas de sobre, concentrados de carne y pescado, turrones, mazapanes, conservas, golosinas, bombones…

Si el pediatra nos comunica que nuestro peque es celíaco ¡no hay que alarmarse!

El tratamiento de la celiaquía consiste en llevar una dieta sin gluten, con lo que se consigue la remisión de los síntomas.

Por lo tanto hay que excluir de la dieta los cereales que contienen gluten y todos sus derivados.

En este sentido destacar que el maíz y el arroz pueden tomarse sin problema ¡ya que no llevan gluten!

Otros productos que deben evitarse son:

  • Harinas de trigo, centeno, avena, cebada.
  • Pan, bollos, pasteles, tartas, galletas, bizcochos y demás productos de pastelería, elaborados con harinas con gluten.
  • Fideos, sémola de trigo y pastas alimenticias (espaguetis, macarrones, tallarines, etc.).
  • Chocolates (no todos, algunos están libres de gluten).
  • Leches malteadas y alimentos malteados.
  • Obleas de comunión
  • Higos secos
  • Productos manufacturados en los que entren en su composición harinas con gluten, por ejemplo sopas de sobre, flanes y natillas preparadas, helados, etc.

Es importante fijarse muy bien en el etiquetado, cada vez más, los fabricantes indican en el etiquetado si el alimento lleva gluten.

Una alimentación sin gluten no perjudica para nada el desarrollo normal del niño ya que el gluten no es una proteína indispensable y puede ser sustituida por otras proteínas vegetales o animales. Un niño celíaco que siga una dieta sin gluten, pero variada, a base de lácteos, frutas, verduras, legumbres, carnes y pescados, huevos… y cereales sin gluten, se está alimentando de forma sana y equilibrada.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.