{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Entre los 12 y los 24 meses el bebé debe aprender a ser independiente y que el vínculo de dependencia que tiene con su chupete vaya dejándose a un lado poco a poco. El peque debe sentirse preparado, es decir, ese momento debe producirse cuando empiece a mostrar señales de que puede encontrar satisfacciones en otras actividades. Sin embargo, en ningún caso debemos esperar hasta que tenga más de 3 años, la separación en ese caso sería más difícil.

Puedes preparar a tu hijo para la separación de su chupete explicándole un cuento en el que el niño se hace mayor y ya no lo necesita más. Así el peque estará avisado de que debe ir despidiéndose del chupete y no le pillará por sorpresa.

Al principio no hace falta quitarle el chupete del todo, sino progresivamente. Por ejemplo, puedes plantearle metas como usar el chupete sólo para dormir, y premiarle si consigue esas metas.

Muchas veces los peques usan el chupete porque están aburridos, proponle juegos y pídele que se saque el chupete mientras juegan. Con las manos y la mente ocupadas, irá pasando menos ratos con el chupete.

Debes mantenerte firme en tu decisión. Habrá momentos en los que el pequeño llorará y pedirá el chupete insistentemente, pero será peor si te echas atrás porque el niño nunca terminará de creerse que su tiempo del chupete se ha acabado.

Para soportar la pérdida del chupete debes ofrecerle algún sustitutivo que le ofrezca esa satisfacción y además le haga sentirse que es un niño mayor. Puedes crear un nuevo ritual de la hora de dormir que le sea agradable y al que se acostumbre: una nana, un cuento, un masaje… así se olvidará del chupete poco a poco.

Es importante no regañarlo por usar el chupete, ya que ese será un estímulo negativo que lo desanime y no permita que se esfuerce para conseguir superar su dependencia. En vez de eso, puedes animarle y halagarle por no usarlo y convertirse en un niño mayor.

Para evitar traumas al pequeño y conseguir que se olvide de su chupete será necesaria mucha paciencia, porque habrá días que el peque no lo necesite pero otros estará pidiéndolo desesperadamente, y en esos momentos deberás mostrarte firme aunque te cueste mucho.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.