{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

De hecho, hay estudios que demuestran que los bebés que son atendidos más rápidamente lloran menos al crecer.

Tu bebé puede que llore sólo porque está aburrido o sobre estimulado, quiere mimos… o también porque le duele algo, necesita que le cambies, tiene un cólico o gases, tiene calor o frío, hambre… por eso es importante que le prestes atención a tu bebé y lo atiendas rápido, porque puede ser que se encuentre mal y necesite que estés por él. Aun así, la mayoría de las causas del llanto se solucionan fácilmente y el bebé deja de llorar bastante rápido, y si no es así o notas que tu bebé está raro, mejor consúltalo con el doctor.

El cólico es la causa principal que incita al bebé a llorar, cuando tiene hasta 3 meses. Suelen llorar mucho y además no hay ningún tratamiento para erradicarlo, pero puedes intentar varias técnicas que lo relajen.

Darle un abrazo, girarlo, poner música o cantarle, hacerle un masaje, bañarlo, moverlo, pasearlo… serán actividades que os unirán y además lo relajarán y al estar entretenido, llorará menos porque notará menos el cólico y su malestar.

A partir de los 3 meses, cuando los bebés ya no son recién nacidos, también pueden tener motivos para llorar: si pierden el chupete, quieren compañía, se han dado un golpe, le crecen los dientes, tienen ansiedad por separación, tienen miedos… como ves, la mejor opción para hacer que deje de llorar será la relajación: un abrazo o mimos son la mejor solución para un bebé triste. Si ves que no deja de llorar o que está muy angustiado, habla con el doctor.

Si estás harta de llantos, deberás tomarte unos instantes para ti. No es fácil sobrellevar tantos lloros y si estás unos minutos sin tu bebé y en silencio, te sentirás mucho mejor para unas horas más. Pide a tus amigos, familiares o pareja que te ayuden cuidando a tu bebé durante un rato y tómate una taza de té para relajarte. Seguro que te sentirás mucho mejor para seguir afrontando llantos.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.