{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Durante los nueve meses que dura el embarazo, nuestro cuerpo experimenta una serie de cambios y sensaciones que pueden resultarnos nuevos hasta ahora. Para que ninguno te pille desprevenida y de paso te informes un poquito más de todo lo que supone este periodo tan especial, te explicamos con detalle qué sucede durante cada semana del embarazo. Eso sí, antes de empezar te recomendamos que si tienes cualquier duda, consultes a tu profesional sanitario.

Tu embarazo semana a semana

Tu embarazo de la primera a la cuarta semana

Durante las primeras cuatro semanas de embarazo apenas notarás cambios, es probable que ni siquiera te percates de que estás embarazada, al menos no hasta que pasen algunos días. El embrión ya está implantado, pero es tan pequeño como una semilla de amapola. Durante este periodo el nivel de estrógenos aumenta y se pueden experimentar algunos síntomas, como un cambio en el color del flujo vaginal, acidez de estómago o dolor de senos.

Tu embarazo de la semana cinco a ocho

¡Entramos en el segundo mes de embarazo! Las hormonas pueden hacer que durante este periodo te sientas más cansada y continúe el dolor en los pechos. Las areolas de los pezones pueden empezar a oscurecerse. Las náuseas también son un síntoma bastante común durante las primeras semanas de embarazo. En cuanto al embrión, comienzan a formarse en él los pulmones, el hígado, el estómago, el páncreas y el sistema nervioso. Al fin de la octava semana de embarazo, medirá unos tres centímetros de largo.

Tu embarazo de la novena a la duodécima semana

A partir del tercer mes de embarazo, las náuseas que has experimentado durante las semanas anteriores van remitiendo hasta desaparecer. Sin embargo, el ardor o la acidez en el estómago puede aumentar, ya que este órgano se preparara para ir haciendo hueco al bebé. Debido al efecto del nivel de hormonas propio del embarazo, puede que notes un cambio en la piel, las uñas y el cabello: los tres tendrán un aspecto radiante.  El embrión pasa ya a convertirse en un feto, que durante estas cuatro semanas triplicará su tamaño. Comenzará a desarrollarse el esqueleto y las articulaciones, produciéndose movimiento incluso, aunque no estará controlado todavía por el cerebro. Los ojos se colocan en su posición final y se forman los párpados. Sus órganos vitales prosiguen con su desarrollo, pero aún no están 100% formados. Al final de la duodécima semana el feto medirá unos doce centímetros aproximadamente. Durante estos días se llevará a cabo la primera ecografía.

Tu embarazo de la semana trece a la dieciséis

Durante estas cuatro semanas notarás especialmente cómo tu barriga comienza a crecer, a partir de ahora puede que necesites comprar ropa premamá o prendas que se ajusten mejor a tu cuerpo para sentirte más cómoda. El tamaño de los pechos y su sensibilidad pueden verse incrementados. También podrías comenzar a sentir más apetito. En cuanto al bebé, se podrá apreciar sus articulaciones mejor definidas, especialmente sus dedos, que comienzan a separarse. Al final de este periodo podrías comenzar a sentir su movimiento de manera leve.

Tu embarazo de la semana diecisiete a veintiuno

Comienza el quinto mes del embarazo, ¡al fin podrás conocer el sexo del bebé! Aproximadamente, en torno a la semana 20, tendrás que hacerte la segunda ecografía. Puede que durante este mes notes sus primeras patadas, pues durante estas cuatro semanas los músculos del bebé van cogiendo fuerza. Comenzará a mover más tanto los brazos como las piernas. Sus cinco sentidos seguirán desarrollándose.

Tu embarazo de la semana veintidós a veintiséis

Para cuando llegue el sexto mes de embarazo habrás notado sin duda un aumento considerable de tu tripa. Estas cuatro semanas pueden traer consigo algunas molestias típicas, como picores, la aparición de estrías, el aumento de la sensibilidad en los pechos y de las ganas de ir al baño… También algo muy característico: tu ombligo comenzará a sobresalir. En cuanto al bebé, crecerá hasta alcanzar los 24 centímetros de altura y pasará del medio kilo de peso. Comenzará a desarrollar actividad cerebral, por lo que podrá empezar a percibir estímulos externos, como la luz y el sonido.

En la semana 24 de embarazo se lleva a cabo el test de O’Sullivan, una prueba que sirve para detectar la diabetes gestacional.

Tu embarazo de la semana veintisiete a treinta

Probablemente notes un cansancio extra a partir del séptimo mes de embarazo, además de algún que otro síntoma que hemos mencionado antes. Al final de semana treinta, el bebé pesará alrededor de un kilo y medio, y medirá unos 40 centímetros aproximadamente. En este mes se produce el despertar de sus sentidos: ahora puede oír y al fin ha abierto los ojos.

Tu embarazo de la semana treinta y uno a treinta y cinco

A lo largo del octavo mes el bebé comienza a posicionarse de cara al parto, con la cabeza hacia abajo. Sentirás mucho más sus movimientos, precisamente porque el espacio del que dispone es reducido y se moverá con más fuerza que antes.

Tu embarazo de la semana treinta y seis a cuarenta

¡La recta final! El bebé está totalmente colocado y descansa ahora en posición fetal, con la cabeza encima del útero. Pesa más que antes, por lo que ejerce mayor presión en la vejiga. Su piel deja de estar arrugada para tornarse lisa. Sus órganos están totalmente formados y sus pulmones listos para comenzar a realizar su función. En estas semanas el ginecólogo realizará la monitorización fetal, que sirve para comprobar bienestar general del bebé, basándose en sus pulsaciones. Aunque puede que ya las hayas sentido antes, durante el noveno mes de embarazo experimentarás las contracciones de Braxton Hicks. También podrán aparecer varices y producirse retención de líquidos. En la semana cuarenta, si todo va según lo previsto, sentirás las contracciones definitivas que te avisarán del momento: ¡comienza el parto!

Recuerda que es muy importante cuidar la alimentación durante todas las semanas que dura el embarazo, pero también después, solo así conseguiremos crear un hábito saludable. Durante los seis primeros meses de vida, se recomienda a alimentar al bebé exclusivamente con leche materna, ya que tiene múltiples beneficios. A partir del semestre, los niños ya pueden comenzar a comer alimentos sólidos. Mi Primer Danone es un lácteo fresco infantil ideal para los más peques que les aporta nutrientes necesarios durante esta etapa: calcio, vitamina A, minerales y ácidos grasos esenciales. 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.