{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Los sabores y texturas suponen un gran experimento para los bebés y no siempre las novedades son bien recibidas. Por eso, tenemos que seguir un proceso progresivo de introducción de alimentos que les permita ir conociendo nuevas texturas hasta llegar a comer alimentos sólidos.

Durante los 4 primeros meses de la vida del peque, la leche materna o la de fórmula, es la alimentación del bebé. Esto se debe a que contiene la composición nutricional ideal durante esta etapa.

El momento para empezar a dar otro tipo de alimentos es entre los 4 y los 6 meses, pero tenemos que tener en cuenta que esta es una etapa de transición entre los alimentos líquidos y los sólidos y, por ello, tenemos que hacerla de manera gradual.
Cuando lleguemos al sexto mes de vida del peque empezaremos a ofrecerle nuevos alimentos. La mejor forma de hacerlo según la OMS es ir aumentando la consistencia y variedad de los alimentos gradualmente adaptándote al bebé. Puedes empezar a experimentar con purés, papillas, mi Primer Danone y otros alimentos semisólidos.

Poco a poco se acostumbrará a las texturas más espesas y podrá empezar a tomar alimentos que se comen con los dedos, como palitos de pan o galletas María, que pueden ir chupando y mordisqueando poco a poco. A los 12 meses la mayoría de niños están preparados para comer prácticamente lo mismo que el resto de la familia, aun así, hay que tener en cuenta que deben evitarse determinados alimentos difíciles de tragar y masticar: nueces, uvas, zanahorias crudas, aceitunas…

Mi Primer Danone y el nuevo mi Primer Fruta y Leche son alimentos ideales para empezar a ofrecer nuevas texturas y diversificar la dieta de los más peques sin dejar de tomar leche de continuación.

Además mi Primer Fruta y Leche ayuda a introducir fruta apta para el bebé a partir de los 6 meses, especialmente cuando esta es rechazada por el pequeño puesto que es algo nuevo para él. Su  textura suave y cremosa es muy fácil y cómoda de dar y asimilar por parte del bebé porque ya le gusta mi Primer Danone y le resulta familiar. Con una unidad de Mi Primer Fruta y Leche le damos casi ½ ración de fruta con cuchara y con una textura muy suave y agradable al paladar del pequeño.


* La leche materna es el mejor alimento para el bebé durante sus primeros meses de vida.
Danone recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder