{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Normalmente los papás se preocupan cuando su peque tiene tos y quieren hacerla desaparecer lo antes posible. Pero hay que tener en cuenta que la tos es un mecanismo de defensa que tiene como finalidad mantener limpias las vías respiratorias.

Por ello si el pequeño tiene un resfriado común, no hay que alarmarse ya que debemos saber que la tos le ayuda a expulsar las bacterias, la mucosidad y las partículas extrañas.

De todas formas, siempre es mejor acudir al pediatra para que pueda determinar si hace falta seguir algún tratamiento y definir la causa de la tos.

Lo que nunca se debe hacer es sustituir el tratamiento que te ha recomendado el pediatra por remedios caseros y tampoco se le puede dar un jarabe sin previa consulta y sin prescripción del pediatra, ni automedicarle.

Hay diferentes tipos de tos: la seca, que irrita la garganta; la tos productiva, que sigue a la tos seca y se caracteriza por una abundante producción de moco; la convulsiva, a la que después de la tos le sigue una inspiración brusca y sonora; la asmática, una tos seca acompañada de “pitos” y dificultad respiratoria.


Precauciones para calmar la tos de tu bebé


La tos se hace molesta para el peque y muchas veces le despierta, por lo que tendremos que mirar cómo suavizarla para hacerla soportable para el bebé.

Para ello podemos seguir estos cuidados:

  • En caso de resfriado, limpiarle bien la nariz para liberarla de la mucosidad. La forma más eficaz en los bebés es con una solución  fisiológica de agua marina y aspirar la mucosidad con un aspirador específico.
  • Mantener un ambiente húmedo en la habitación del peque. Si no tenemos un humidificador y estamos en invierno, podemos colocar sobre el radiador un vaso de agua con unas hojas de eucalipto o con una cucharada de vicks vaporub, que además de ayudar a no resecarle la garganta, le ayudará a respirar mejor.
  • Debemos procurar que el pequeño esté bien hidratado para que las mucosas se resequen menos, ofreciéndole más líquidos al bebé.
  • No forzar al pequeño a comer.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.