{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

La mayoría de madres, de hecho, piensan que una vez se supera el primer embarazo, los que vienen después son menos pesados y estresantes. Por ejemplo, piensa que todo el material que necesitará tu bebé ya lo tienes, ya conoces los cuidados de los primeros meses del bebé, sabes cambiar pañales, sabes organizar tu tiempo… Así que ¡anímate! Probablemente lo ‘’peor’’ ya ha pasado.

Plantéate que lo más negativo de tener dos embarazos seguidos es que te faltará tiempo. Pero piensa que puedes adaptarte a tu nueva situación y tienes tempo para planificarte: por ejemplo,  sólo podrás hacer las tareas de la casa más importantes, y comer platos que sean fáciles y rápidos de preparar. Deberás darte un rato para ti misma y para disfrutar de un paseo, ejercicio, o alguna actividad de ocio. Será bueno para despejarte y volver a la carga más motivada.

¿Cómo se prepara?