{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

En verano hace mucho calor pero para vestir al bebé no debes basarte solo en la sensación de calor corporal que puedas tener tú como adulto. Debes tener en cuenta que los bebés, especialmente los menores de dos añitos, tienen un sistema de regulación de temperatura corporal que no está desarrollado del todo. Su piel es aún muy fina, sobre todo si son bebés en sus primeros meses de vida, por ello no pueden aislar su pequeño organismo de la temperatura exterior con la facilidad que lo hacemos los adultos. Te hablamos sobre la ropa para el verano de tu bebé.

Tampoco se debe tapar más de lo necesario a los bebés, ya que si sudan se les puede irritar su piel. Una manera de saber si el bebé tiene frío o calor es tocarle el cuello y la parte de su tórax, ya que si te basas en la temperatura de sus manitas o pies no te darían un indicativo claro de si tiene frío o calor. Además, si percibes que está irritado y llora sin motivo, al tocarle el cuello podrás comprobar si está sudando y de esta manera confirmar que el pequeñín tiene calor.

Así pues, cuando nos encontremos en plena época estival, debes tener en cuenta que los bebés pueden ir en el momento de más calor solo con el pañal, pero fuera de esos momento de mucho calor, lo ideal es ponerle ropita de lino o de algodón, que es fresquita y suave al tacto. Sus piernecitas pueden ir descubiertas, pero se recomienda, según la edad del bebé, que le pongas unos calcetines suaves y de algodón para que no se enfríe.

Tu bebé bien hidratado en verano

Recuerda que en verano los bebés deben estar bien hidratados y que puedes prepararle algún baño refrescante en los momentos de más calor y que además de ser refrescantes estimularás sus sentidos con una sensación muy agradable, el contacto con el agua.

Recuerda que por las noches la temperatura suele bajar. Eso significa que el bebé debe llevar su pijamita de verano y debes controlar que no pierda calor corporal por los pies. El momento más fresco es en la madrugada, por lo que deberás comprobar que el bebé no tenga ni frío ni calor excesivo mientras duerme.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.