{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Los viajes en coche pueden ser cansados ya que muchas veces suponen un esfuerzo extra para los padres. Por eso tenemos que estar muy pendientes de los más pequeños, ya que para ellos también es un cambio drástico en la rutina.  
La primera recomendación que siempre se hace es no programar viajes muy largos, sobre todo cuando son las primeras experiencias del peque en el coche. Si tenemos que recorrer largas distancias, intentar no viajar más de 6 horas diarias evitando tráfico y horas punta.

Recomendaciones

Cada dos horas aproximadamente es importante hacer una parada para descansar y estirar las piernas, aprovechando para hacer los cuidados rutinarios del bebé. Los mejores lugares para hacerlo son zonas al aire libre, mínimamente apartadas de la carretera y protegidas del calor.

La temperatura en el coche es algo que tenemos que vigilar mucho cuando viajamos con bebés. No hay que abrigar mucho al niño y debemos vigilar que no le entre el sol por la ventana del coche poniendo parasoles o paños. Para regular la temperatura del coche puedes utilizar el climatizador (sin abusar) o el aire fresco que entra por las ventanas. Igualmente la mejor forma de saber si el bebé está bien es ir comprobando cada cierto tiempo si tiene calor o frío, sobre todo cuando viaja dormido.
 
La seguridad en el coche viene estrechamente ligada con el asiento en el que viajará el bebé. Es importante que este sea adecuado a su peso y altura y esté bien colocado para que permanezca lo mas recogido posible. Si llora o se queja mucho no debemos sacarle de la silla. Lo mejor es parar el coche y atenderle. Por ello, si un adulto viaja al lado del bebé, resulta mucho más fácil saber cómo está y distraerle.

El sistema de seguridad del que más se habla es el sistema Isofix. Desde 2005 todos los coches homologados deben llevarlo y por eso existen muchas sillitas adaptadas. La gran ventaja es que permite fijar el asiento del bebé más adecuado para su edad a la carrocería del coche, consiguiendo que sean igual de firmes que el resto de asientos del coche sin necesidad de fijarlo con el cinturón de seguridad.  

Para hacer el trayecto más ameno existen diferentes recursos de distracción. En primer lugar música y cuentos infantiles que les relajen y estimulen su imaginación hasta quedarse dormidos. También es útil llevar distintos juguetes e írselos dando de uno en uno reservando los más especiales para los momentos de más cansancio.

Finalmente no debemos olvidar los artículos del día a día para su cuidado e higiene. Pañales de sobra, cambiador, toallitas, pañuelos de papel, una manta para poder sentarlo al aire libre en alguna parada, un biberón con agua, todo lo necesario para preparar la comida y ropita de repuesto por si se mancha.  Como siempre un mi Primer® Danone recién sacado de la nevera le encantará, ya que estará muy fresquito. Para tu viaje en coche la neverita de Imaginarium lo conservará en perfecto estado. Puedes conseguirla con los pincodes de los envases, o la nueva neverita individual. Esta última mantiene el frescos hasta 4h y la podrás encontrar en tu supermercado habitual por la compra del pack especial que contiene 1 pack mi Primer® Danone Natural + 1 pack de Mi Primer Fruta y Leche multifrutas.

Esperamos que estos consejos os ayuden a preparar vuestros trayectos en coche haciendo que las primeras veces de vuestro peque sean divertidas y memorables.

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder