{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Si siempre te ha gustado viajar, con la llegada del pequeño es posible que te sientas más abrumada y veas más complicado hacer una escapadita. Pero no tienes por qué renunciar a ello, simplemente será necesario adaptarte a las necesidades básicas del peque como el aseo, la comida y el sueño.

Piensa que compartir un viaje con tus hijos es una experiencia que te dejará unos recuerdos que jamás olvidarás.
Por ello, para que estos viajes sean confortables y placenteros primero debes ir preparando a tu bebé para que se acostumbre al entorno que le rodea.

A partir del segundo mes de vida ya se empieza a crear una rutina alrededor del pequeño, y comenzará a disfrutar de los paseos al aire libre, en los que descubrirá nuevas sensaciones como el calor del sol, el aire fresquito, los ruidos de la calle…
Poco a poco debes aprovechar para ir alargando los paseos con tu peque e irte cada vez  algo más lejos para que vaya descubriendo nuevos ambientes y paisajes.

Ten en cuenta, que si acostumbras a tu bebé desde bien pequeñito a moverse, a comer y a dormir vayas donde vayas, verás que se irá acostumbrando más fácilmente, por lo que no tendrás inconvenientes para viajar con él y todos disfrutaréis más de la experiencia.

Si en tu primer viaje con tu bebé vas a viajar en coche iréis mucho más cómodos, ya que podrás ir parando cuando lo necesites y podrás llevar todas las cosas que necesita tu pequeño.

Si vas en avión, las compañías aéreas no recomiendan volar con un bebé hasta a partir de los 2 meses de vida del pequeño, y hasta los 2 años no necesitarán un asiento propio, ya que irán con la mamá o el papá.


El equipaje para el bebé

Vayas donde vayas, siempre vas a ir cargado con todo tipo de productos y accesorios para atender a tu bebé en cualquier lugar, pero cuando viajas tienes que cambiar el chip y reducir la cantidad de equipaje.

Para evitar ir sobrecargado, lo mejor es seleccionar un hotel o apartamento con servicio para familias o que ofrezcan un Kit Bebé con lo indispensable como la cuna, cambiador  plegable…

 

¿Cómo se prepara?