{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Alguna vez te has parado a pensar en la cantidad de basura que generamos a lo largo del día? No todos los residuos que ya no nos sirven están formados por el mismo material, ¿verdad? Entonces, ¿por qué tirarlos todos al mismo lugar? Separar los envases y reciclar en casa es algo fundamental para preservar la vida del planeta y evitar que se abuse innecesariamente de la obtención de materias primas. Se trata de un bien común en el que todos deberíamos colaborar, incluyendo a los más pequeños de la casa, a quienes podemos inculcarles este hábito desde el principio. ¿Sabes cuál es la manera correcta de reciclar? ¿Cómo podemos hacerlo en casa? ¡Aquí tienes algunos consejos!

Cómo reciclar en casa correctamente

Antes de comenzar con los consejos y trucos para reciclar en casa, debemos saber primero qué tipos de residuos existen y en qué contenedores debemos depositarlos:

Reciclar la basura orgánica

Consideramos basura orgánica a todos los deshechos de origen biológico. En ellos se incluyen los restos de comida, hojas, ramas, frutos… Todos aquellos productos que son biodegradables y que, por lo tanto, debemos depositar en su correspondiente contenedor: el de color naranja o marrón.

Envases de plástico, briks y latas

Botellas de agua, bolsas de la compra, botes de champú, botes de productos de limpieza, como detergentes o suavizantes, envases de yogur... Todos estos residuos debemos tirarlos al contenedor amarillo, junto a los briks de leche o de zumo y a las latas de refresco o alimentos, aquellas que están fabricadas con aluminio.

Reciclando los envases de papel y cartón

En esta categoría se incluyen las revistas, los periódicos, los folios, las cajas de cereales, los cartones que acompañan a los briks de leche, los rollos de papel higiénico y servilletas o los cartones de huevos. Debemos depositar todos ellos en el contenedor de color azul. Eso sí, recuerda que una servilleta limpia es papel, por lo que podremos tirarla al azul, pero si está manchada con aceite o comida, entonces deberá ir a los residuos orgánicos.

Reciclar el vidrio

¡Aquí no hay pérdida! Se trata de uno de los productos con más posibilidades de reutilización: puede ser reciclado al 100% una cantidad indefinida de veces, así que acuérdate siempre de separar todas aquellas botellas o envases de cristal del resto de la basura y depositarlas en el contenedor verde.

Reciclar pilas, baterías y otros

¿Qué hacemos con todos aquellos residuos que no nos encajen con las descripciones anteriores? Las pilas viejas del mando, las baterías, las bombillas, los aparatos electrónicos, los electrodomésticos, el aceite usado… Todo ello debemos llevarlo al punto limpio de nuestra ciudad.

5 consejos para reciclar en casa

1 Divide la basura en diferentes cubos

Será mucho más fácil a la hora de deshacernos de ella. Puedes colocar diferentes cubos de basura, pero lo más sencillo y lo que hará que te ahorres espacio en la cocina, es utilizar un cubo para los residuos orgánicos y distintas bolsas para el vidrio, el papel y el plástico. Para hacerle la tarea más sencilla a los peques de la casa, pon pegatinas de colores (naranja, verde, amarilla y azul) en cada bolsa para ayudarles a identificar dónde debe ir cada cosa.

2 Dobla y comprime los envases

Esto hará que ocupen menos y ahorres espacio dentro del cubo o la bolsa donde los deposites. Dobla el papel o el cartón y rómpelo en trozos más pequeños antes de tirarlos. Con las botellas de plástico vacías, quita el tapón, aplástalas hasta comprimirlas y vuelve a ponerles el tapón. De esta manera no recuperarán su antigua forma y ocuparán la mitad.

3 ¡Recuerda reciclar también las bolsas!

Si empleas bolsas de plástico para separar en casa el vidrio, el papel y el plástico, recuerda que a la hora de depositar en los cubos de basura de la calle los residuos que llevan en su interior, deberás tirar después la bolsa que los contiene al contenedor amarillo.

4 Vacía los envases antes de tirarlos

Antes de deshacerte de ellos, recuerda vaciar antes las latas de comida, los botes o los briks en el cubo de los orgánicos y tira después el recipiente en la bolsa destinada al plástico (¡la amarilla!).

5 ¿Qué hago con los productos con los que dudo?

Puede que después de haber leído nuestro artículo, aún te queden pequeñas dudas respecto a ciertos objetos. ¡Vamos a intentar resolverlas!

  • Recuerda que los briks de zumo no están formados solo por cartón, sino en su mayoría por plástico, por lo que deberán ir en el contenedor amarillo.
  • Los platos, vasos, espejos o ceniceros rotos, aunque sean de cristal, no deben depositarse en el contenedor verde, sino transportarlos hasta el punto limpio.
  • Y por último, los biberones, chupetes y pañales sucios deben depositarse en el contenedor naranja o marrón, aquel destinado a los residuos orgánicos.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.