{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Si quieres mantener a las polillas a raya y al mismo tiempo que toda tu ropa no huela a naftalina, te enseñamos este truco sencillo y muy efectivo que hará que no se vuelvan a acercar a tu ropa. Llena de bolsitas aromáticas, como las que te mostramos en este vídeo, tus armarios y cajones y aprovéchate de los productos que nos ofrece la naturaleza.

La piel de los cítricos desprende un aroma que no les gusta a los insectos, y aunque nosotros sólo utilizamos cítricos y clavos de olor, si quieres puedes añadirle también unos granos de pimienta negra, laurel y flores de lavanda. En caso de que no tengas bolsitas, también puedes usar pañuelos viejos que ya no utilices.

Llena las bolsitas aromáticas, como las que te mostramos en este vídeo y colócalas en tus armarios y cajones, principalmente entre tus prendas favoritas, para que queden a buen recaudo de polillas e insectos en general. Y todo ello provechando los productos que nos ofrece la naturaleza.

Y sobre todo recuerda que antes de guardar la ropa para la siguiente temporada debes, además de lavarla, realizar un buen planchado, ya que es la mejor manera de eliminar las posibles larvas que hayan quedado entre la ropa y que son las que atacan al algodón.

¿Cómo se prepara?