{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Los regalos, las comidas navideñas, los planes de ocio, las vacaciones… Durante estos días tenemos más gastos de lo habitual, lo que hace que ahorrar parezca misión imposible. ¡Pero no lo es! Todo es cuestión de planificar, ser conscientes del dinero que disponemos y no dejarnos llevar por el consumismo. Recuerda que las cosas materiales no son siempre las que nos aportan la mayor felicidad. Apunta estos pequeños trucos que te ayudarán a organizarte durante estas fechas y otorgarán un respiro a tu bolsillo.

Trucos para ahorrar durante las Navidades

1. Comienza haciendo un presupuesto

Antes de empezar a comprar nada es necesario visualizar cuál es nuestro presupuesto real. ¿Cuánto dinero podemos comprarnos sin que repercuta negativamente después en nuestra economía? Es importante plantearse esta pregunta y debatirla en familia. Deja a un lado eso de “ya nos apretaremos el cinturón después” y cíñete a la realidad. ¡Es mejor ser previsores! Cuando tengamos una cifra aproximada, podemos comenzar a planificar lo demás.

2. Haz un planning de gastos

¿Y a qué vamos a destinar ese dinero? Para tenerlo más claro te recomendamos que hagas una lista con todas las necesidades y planes que vas a llevar a cabo durante las fiestas. Comprar los regalos a la familia, adquirir los ingredientes para las comidas de Navidad, una excursión a la nieve, ese viaje que habéis planeado, las rebajas típicas de estas fechas… Apúntalo todo y anota también cuánto dinero aproximadamente destinarás a cada tarea, ciñéndote al presupuesto que has elaborado.

3. Paga en efectivo

Un buen truco para controlar el gasto es pagar en efectivo. De esta manera serás cien por cien consciente de cuánto gastas y visualizarás en todo momento tu presupuesto. Si pagamos con la tarjeta de crédito corremos el riesgo de terminar sobrepasando la cifra que habíamos establecido para gastos. ¡No te arriesgues!

4. Planifica un menú

Antes de lanzarnos al supermercado a comprar todo aquello que nos resulta apetecible y delicioso, podemos hacer una lista de la compra con aquellos ingredientes que necesitamos para elaborar nuestro menú navideño. ¡Nada de comprar sin ton ni son! Planifica qué vais a cocinar para Nochebuena, Navidad, Noche Vieja y Año Nuevo, y cíñete al plan. Si compras solo lo necesario y evitas posibles tentaciones, podrás ahorrar algo de dinero.

5. Aprovecha las rebajas

En muchos establecimientos las rebajas comienzan a partir del 1 de enero, algo que nos puede resultar muy útil, especialmente para comprar los regalos de Reyes. Pero estos descuentos también se aplican a la ropa y el calzado: como verás, podemos encontrar en las tiendas prendas de ropa de otras temporadas a un precio asequible. Es un buen momento para adquirirlas más baratas y ahorrar a largo plazo.

6. Regalos DIY

La moda del do it yourself es más útil de lo que crees: si quieres ahorrar en regalos, puedes optar por confeccionarlos tú mismo en lugar de comprarlos. Las cosas hechas a mano tienen un valor sentimental mucho mayor y además suelen ser más creativas y originales. Una bufanda de punto, un álbum de fotos, figuras de origami, un delicioso pastel, un collar… ¡Deja volar tu imaginación!

7. Organiza comidas en la que cada uno aporte algo

Si tu familia es numerosa y no quieres o no puedes preparar un gran banquete, ¿por qué no aportáis todos algo a la comida o cena de Navidad? Los abuelos traen el postre, los tíos la bebida, los primos los entrantes… ¡De esta manera todos saldréis ganando!

8. ¡Amigo invisible!

Si tus hijos ya son mayores, ¿has pensado en organizar un amigo invisible? Resulta una manera divertida de hacer regalos y lo mejor es que solo tendrás que comprar uno: el de la persona que te ha tocado en el sorteo secreto. Así ahorrarás a la hora de comprar varios regalos para cada miembro de la familia.

¿Qué te han parecido estos sencillos consejos? Con un poco de planificación y colaboración familiar podemos ahorrar algo de dinero durante estas Navidades, o al menos aprenderemos a no derrocharlo. ¡Felices fiestas!

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder