{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El consumo de pescado supone una parte importante del aporte proteico de nuestra dieta, a la vez que nos proporciona grasas poliinsaturadas cardiosaludables y omega 3 (sobre todo en el caso del pescado azul). Teniendo en cuenta, además, que existe una amplia variedad de pescado y marisco y que los podemos cocinar y consumir de muchas formas diferentes, no debemos de olvidar tomar pescado un mínimo de cuatro veces por semana.

Podemos comprar el pescado fresco, congelado e, incluso, en conserva.

Centrándonos en el pescado fresco, vamos a explicar unos sencillos trucos para que, a la hora de comprarlo, podáis saber con toda seguridad si éste se encuentra en óptimas condiciones:

  1. En primer lugar debéis observar la cola. Cogiendo el pescado por el cuerpo, ésta debe de tener un aspecto fresco y rígido. No debe de verse demasiado blanda.
  2. También nos debemos fijar en la piel, ésta debe de ser brillante y húmeda.
  3. Nos aseguraremos que sus escamas presenten un color rosado rojizo, y que se vean brillantes, fuertes y bien pegadas al cuerpo. Cuanto más nos cueste quitar las escamas del pescado luego en casa, más fresco será.
  4. Es importante observar la textura de su carne. Para asegurarnos de que esté en óptimas condiciones, debe de ser dura y tersa.
  5. Y, finalmente, comprobaremos la transparencia de sus córneas, la brillantez de sus ojos y sus pupilas, que deben de ser negras, limpias y brillantes.
  6. Otros criterios de higiene en la venta de pescado son: debe de presentarse en una superficie inclinada, cubierto por hielo y, en el caso del pescado fileteado, éste debe de estar separado del pescado fresco entero.

Una vez estemos seguros de que es fresco, en casa tendremos que limpiar bien el pescado. Empezaremos quitando las escamas, cortando las aletas y extrayendo sus órganos vitales. Hecho esto, es importante pasar un poco de agua para acabar de limpiarlo bien. Cuando ya esté completamente limpio, es el momento de cortarlo en filetes, rodajas, supremas, medallones… ¡Y ya estará listo para cuando lo queramos cocinar!

Os dejamos aquí un par de artículos interesantes sobre ello: ideas para hacer que el pescado sea más apetecible y trucos de cocina para conseguir un pescado jugoso y en su punto.

En el caso de comprar marisco hay que fijarse en lo siguiente:

  1. La frescura del marisco la podemos observar en el aspecto general que éste tiene, y  observando determinadas partes de su cuerpo, así como por el olor. El olor a amoníaco es una señal de alteración.
  2. Los crustáceos y moluscos bivalvos deben de estar vivos, y las valvas cerradas.
  3. La cabeza de gambas y langostinos tiene que tener un aspecto translúcido y ligeramente verdoso, no oscuro, y caparazón suave al tacto. La carne tiene que ser blanda.
  4. La unión entre cabeza y cuerpo no debe de ser demasiado frágil.

Tened presente, eso sí, que la frescura del pescado y del marisco la debemos de analizar de forma global. Es decir, que la falta de una de las características de frescura explicadas o la presencia de una de las alteraciones no significa necesariamente que esté en mal estado.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.