{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Las patatas en casa

Nunca compres muchas más de las que vayas a consumir en pocos días porque no se deben amontonar. Ponlas en un cesto para que respiren (no las guardes en bolsas de plástico) y mantenlas en un lugar ventilado, fresco, sin humedad y en penumbra a ser posible. La luz favorece que les aparezcan manchas verdes en la piel, provocadas por un alcaloide denominado solanina, que es tóxico; y el exceso de humedad hará que se pudran y desprendan un olor muy desagradable.

Legumbres frescas

A las habas y guisantes se los conoce como legumbres verdes o frescas. La primavera es su mejor momento. Cuando compres guisantes, elige los que presenten las vainas verdes, brillantes y firmes, intactas, sin golpes ni manchas. Si la vaina está muy hinchada denota que los guisantes ya están grandes, viejos y, por tanto, duros. Las habas finas y tiernas también han de tenerlas vainas firmes, rígidas y con los granos poco marcados.

¡Que no falte la zanahoria!

La zanahoria es una de las hortalizas más sanas por su alto contenido en vitamina A y su bajo aporte en calorías. Si las vas a tomar crudas, no las peles porque pierden gran parte de sus nutrientes; lávalas y ráspalas ligeramente con un cuchillo. En el cajón de las verduras de la nevera se pueden conservar 2 semanas, pero si quieres tener siempre en casa, te sugerimos que las cortes en rodajas, las escaldes en agua hirviendo durante unos minutos y las congeles. Así se conservarán hasta 8 meses.

Conservar los limones

Puedes mantenerlos en una especie de encurtido durante 3 meses. Compra 1 kg de limones de piel lisa y que estén duritos. Córtalos en rodajas, ponlas en un escurridor grande y rebózalas con 4 o 5 cucharadas de sal. Déjalas así toda una noche. Mételas en un tarro de cristal con cierre hermético; añade unos granos de pimienta negra y 2 clavos de olor y cúbrelas con un buen aceite de oliva virgen. Después de 10 días, estarán listas para que las emplees en tus guisos. También puedes preparar los limones enteros, rellenándolos de sal una vez abiertos por la mitad a lo largo, sin partirlos, y siguiendo los mismos pasos. 

Elige bien

Cuando compres cebolletas y escalonias frescas –maravillosas ahora en primavera-, elige las que tengan el bulbo muy blanco y el tallo verde brillante, terso y crujiente, sin que estén amarillas.

Un truco: si necesitas añadir cebollino a un plato y no tienes, pica muy fino un poco de tallo verde de las cebolletas. No tiene un sabor tan suave pero te sacará del apuro.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.