{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

1. Haz un presupuesto

No se concibe una empresa sin un control de gastos. ¿Por qué no gestionas tu casa igual? No hay mejores economistas que las madres y los padres de familia que sacan la suya adelante. Apunta cada gasto e ingreso en una libreta (también hay programas y apps diseñadas para esto) y pásalo semanalmente a una hoja de cálculo. Las entradas son difíciles de aumentar, pero los gastos se pueden ir reduciendo. Al final de mes se nota, y al cabo de un año, mucho más.

2. Alimentación

La cesta de la compra se lleva cada año 1.471 euros por persona, según datos del Ministerio de Alimentación. Al mes, son unos 122 euros.

Lo más aconsejable es volver a la libreta y el boli. Planificar los menús de toda la semana, intentar jugar con varios alimentos, cocinar para varios días y comprar sólo lo necesario. Y un consejo más: observa tu nevera y comprueba qué alimentos tienes que terminar tirando a la basura para no incurrir de nuevo en el error y optimizar así tu compra.

3. Limpieza

Acumulamos productos de limpieza en nuestros estantes, pero ¿de verdad son necesarios todos? Es falso que cada rincón de la casa o mueble requiera un producto distinto. Realmente, la compra de droguería se puede reducir a unos básicos y, en algunos casos, podemos incluso sustituirlos por productos naturales que funcionan.

No te hace falta tener el limpiador más avanzado para mantener tu hogar como los chorros del oro. Seguro que puedes apañártelas con lo que se encuentra por casa. Por ejemplo: el vinagre blanco es excelente para el parqué, el zumo de limón hace relucir la cocina y el bicarbonato funciona perfectamente para la limpieza del baño. ¿Para fregar el suelo? Agua limpia. Si lo haces con asiduidad, no necesitarás más. Un consejo: los artículos de droguería que necesites obligatoriamente cómpralos en envases grandes. No caducan.

4. Busca y compara

El mejor consejo sigue siendo el viejo ‘busque, compare y, si encuentra algo mejor…’ Hay que hacer una revisión de todos los contratos y suministros que tengamos.

5. Al trabajo en bici o metro

El coche sigue siendo el medio que más utilizamos para desplazarnos, y también el más caro. Por no hablar de lo contaminante que resulta.

¿Y si nos atrevemos a coger la bici? Nos mantendremos en forma y ahorraremos bastante. Otra opción es el transporte público o, si no tenemos más remedio que ir al trabajo en coche, compartirlo con compañeros que hagan la misma ruta, una medida con la que puedes ahorrar hasta un 75% de la gasolina.  

6. Extras

Siempre hay que dejar una partida para gastos de última hora. Algunos son imprevisibles, pero otros (impuestos, regalos) son más fáciles de prever. Lo ideal es guardar unos 100 euros mensuales.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.